24 de julio de 2024
Wizordum

Primeras impresiones Wizordum: Capítulo 2 – PC

Wizordum es Magia y pistolas

De un tiempo a esta parte estamos en una época dorada para los juegos FPS, concretamente aquellos que emulan el apartado visual de Doom, Quake, Heretic y otros juegos de esa época, cariñosamente conocidos como Boomer ShootersCada vez salen más juegos inspirados en estos clásicos, y esta vez le toca el turno a Wizordum, un título que apuesta por un mundo medieval donde la magia reemplaza las armas de fuego. Por el momento Wizordum se encuentra en acceso anticipado, siendo que recientemente incluyó el segundo capítulo, del que hablaremos en esta preview.

Una lucha contra el caos, el mal, y los goblins

En el mundo de Wizordum, un mal primigenio y desconocido asola el mundo, liberando hordas de monstruos que asolan las ciudades y acaban con sus gentes. Wizordum es una especie de organización que decide enviar a sus mejores magos a acabar con el Caos, pero casi todos ellos fracasan en su misión. Nosotros somos uno de esos magos de élite que, milagrosamente, conseguimos sobrevivir al Caos, y llevaremos a cabo nuestra misión aunque sea lo último que hagamos.

Con una pequeña introducción y algo más de contexto en la historia al terminar los capítulos, practica habitual en este tipo de juegos, Wizordum nos prepara para un mundo más medieval y de fantasía. Aunque estas ciudades medievales son muy interesantes, ya que muchas veces sustituyen la necesidad de tecnología con magia, muchos niveles tienen lugar en cuevas o bosques. Nada preocupante, al menos, pues Wizordum mantiene una buena variedad en sus niveles, especialmente durante su segundo capítulo.

Nuestros enemigos serán goblins, esqueletos y otros monstruos varios, mientras que nuestro arsenal para combatirlos se compondrá mayoritariamente de nuestros distintos hechizos.

wizordum

Como todo buen mago que se precie, Bola de Fuego es nuestra mejor amiga

Aunque las armas se hayan sustituido por magia en Wizordum, su función es básicamente la misma: machacar hordas y hordas de enemigos. Para realizar según qué hechizo necesitaremos un tipo de maná específico, que hace de sustituto de la munición. Por ejemplo, los anillos que nos permiten lanzar bolas de fuego rápidas, así como otro hechizo que lanza una sola bola de fuego muy grande, necesitan el maná naranja, mientras que el cetro de hielo utiliza el azul. Además, estas magias pueden tener efectos adicionales, como quemar o congelar a los enemigos durante un periodo de tiempo, especialmente útil a la hora de combinar varios hechizos.

Aparte de las magias ya mencionadas contamos con unos guantes eléctricos, un artefacto mágico (una pistola) y una maza. La maza es nuestra arma cuerpo a cuerpo, por lo que no usa maná, en un principio. Pero también existe un maná especial con el que imbuimos la maza en magia para aumentar su daño. Cada arma, (incluso la maza) tiene su utilidad, así que nunca dejan de ser una opción viable.

Por otro lado, contaremos con unas habilidades especiales. Estas son; hacer retroceder a los enemigos con una fuerte ráfaga, lanzar un aluvión de bolas de fuego a nuestro alrededor, curarnos y potenciar el daño que hacemos por un tiempo. Estas habilidades son muy poderosas, pero a su vez mucho más escasas, pues tras utilizarlas, debemos recargarlas acabando con varios enemigos. A todo esto le sumamos objetos consumibles como pociones de vida, capas de invisibilidad y pergaminos de hechizos de un sólo uso y nos queda un arsenal más que completo.

A la hora de enfrentarnos al Caos, tendremos que usar todo el arsenal a nuestra disposición, dado que los enemigos son abundantes y peligrosos. Teniendo cada uno, o al menos la mayoría, alguna que otra característica que los diferencia del resto. Esto crea enfrentamientos bastante interesantes y variados, combinando los grupos de enemigos y los distintos escenarios en los que aparecen, jugando tanto con distancias y espacios cerrados como grandes arenas. Por desgracia, muchos de estos enfrentamientos durante el segundo capítulo son emboscadas, hasta el punto que se abusa de estas. A la hora de jugar acabamos mirando a nuestra espalda a cada momento, pues probablemente haya aparecido un grupo de enemigos de repente.

wizordum

Revela todos tus secretos

Hablemos de los niveles en sí. Estos son bastante extensos, con grandes cantidades de enemigos y con esos elementos tan característicos de los boomer shooters. Me refiero a el uso de distintas llaves para abrir ciertas puertas y avanzar, con sus partes ocasionales de backtracking, y una cantidad ingente de secretos.

Los niveles de por sí ya resultan bastante largos durante la primera partida, pero si queremos encontrar los secretos que pueda haber detrás de paredes que se puedes destruir o mover, interruptores y botones secretos, paredes falsas, salas del tesoro y mucho más; el tiempo de juego se dispara. Secretos escondidos en zonas secretas escondidas en zonas secretas. Para descubrir los secretos, no es raro ir pegado a la pared presionando el botón de interactuar a ver cuál revela un pasadizo, aunque muchas veces podemos hacer uso del mapa que tenemos para ver dónde podrían estar. Sin embargo, la mejor opción es encontrar un mapa especial que hay en cada nivel que nos revela la ubicación de los secretos de este.

¿Y para que queremos encontrar esos secretos? Para empezar, la munición extra, pergaminos u objetos que nos puedan dar ya serían suficiente recompensa. Pero en la mayoría encontraremos además dinero. Aquí introducimos en concepto del oro, que podemos conseguir matando a algunos enemigos, pero sobre todo encontrando tesoros por el mapa. Y qué casualidad, una gran parte de estos está escondido en zonas secretas, o en cofres que necesitan una llave del tesoro para abrirse, que normalmente se consigue en secretos. Si parece que estamos revolviendo en demasía el tema de los secretos, es verdad, pues Wizordum ha puesto mucho énfasis en ellos.

Ahora bien, el dinero es una parte muy importante del progreso. Al final de cada nivel, calculará el dinero que recogimos, y sumará más según el tiempo que hayamos tardado en completar ese nivel y la cantidad de enemigos derrotados, y nos llevará a la tienda. Aquí podemos comprar modos de fuego secundario para nuestras armas o usos extra de las habilidades. Mejoras que son muy necesarias en los compases más avanzados del juego. Los modos de disparo secundarios, por ejemplo, hacen que nuestras magias sean todavía más versátiles, o complementan sus efectos con devastadores resultados, a cambio de una mayor cantidad de maná, por supuesto.

wizordum

Yendo por buen camino

Tras jugar el segundo capítulo de Wizordum veo que el juego está en camino a convertirse en un muy buen FPS, si mantienen el ritmo. Sobre el papel, el segundo capítulo es mucho más completo, variado e interesante en comparación al primero. Digo sobre el papel porque aún tenía varios aspectos que no funcionaban como es debido, y con sus bugs de vez en cuándo. Por eso comento que está en camino. Hasta donde sé, esos problemas que me encontré durante mi partida, o han sido corregidos, o los desarrolladores están trabajando en ellos. El capítulo 2 resultará ser la mejor parte de Wizordum hasta la fecha, no porque el primero sea malo, sino por el salto de calidad y contenido.

Tengo confianza de la misma manera en que el capítulo 3 cuando salga, sea todavía mejor que el segundo. Hay un juego muy divertido y distinto del FPS más típico que encontramos normalmente, que oculta una buena experiencia detrás de una fachada algo más simple, pero que guarda una buena variedad en muchos de sus aspectos.

Puede que la música del juego sea la parte que más me ha dejado que desear, pues muchas veces se repiten temas que, si bien no son malos, tampoco son increíbles ni terminan de ajustarse al nivel.

wixordum

*Esta impresiones han sido realizado con una copia otorgada por Stride PR

Ernex

Buscando qué hacer con mi vida decidí escribir sobre videojuegos, que siempre me han gustado. Y no está tan mal.

Ver todas las entradas de Ernex →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *