22 de junio de 2024
Heartworm

Descubre: Heartworm – Lo mejor de los 90 en un solo juego

Heartworm recoge lo mejor del género en los 90

En mis andadas dentro del género de terror psicológico y del survival horror, siempre estoy buscando nuevos títulos, y si combina ambos, mejor todavía. Aunque esto último es algo más complicado. Hasta la fecha, pocos juegos más allá de Silent Hill tienen ambos elementos bien llevados, y cuando suele llevarse, es más dentro del terreno independiente. Hace no mucho me topé con Heartworm en Twitter, e instantáneamente captó mi atención al completo, en el tráiler ya veía cosas que me gustaban y bueno, para que engañarnos, los gráficos estilo PlayStation 1 (un poco modernizados) y la cámara fija también colaboraron. Lo bueno es que hay una demo en Steam, así que podemos tener, de primera mano, un vistazo a lo que nos espera en Heartworm.

Un lugar donde volver a verlos

La historia de Heartworm ya comienza con un punto muy clave para este tipo de juegos. Sam, la protagonista, ha escuchado hablar de un lugar que sirve de entrada a «otro lugar» en el que puedes volver a aquellos seres queridos que ya no están con nosotros. Tras una investigación en lo que viene siendo un poco el lado oscuro de internet, consigue información sobre una casa que tiene acceso a este lugar. Todo es un misterio, pues es una casa muy apartada, y está envuelta en muchas desapariciones, lo que da a entender que todos los que han accedido al «otro lado» no han conseguido volver.

A poco que jugamos la demo, efectivamente llegamos a entrar a este desconocido lugar, pues supongo que es el punto de partida. Los primeros toques de historia nos recuerdan bastante a juegos como Silent Hill, envueltos por muchísimo misterio, entidades desconocidas y una atmosfera muy densa que nos mantiene pegados queriendo saber más. Eso sí, por desgracia no se desvela mucho más, por lo que tocará estar muy pendiente a cómo evoluciona el desarrollo de Heartworm y ver en que se acaba convirtiendo.

Heartworm

Muchos elementos familiares

Además de la estética retro, que es mucho del estilo PlayStation 1, el juego tiene muchísimos elementos familiares que para aquellos que jugamos títulos como Resident Evil, Silent Hill, Dino Crisis o Alone in the Dark, son casi un golpecito de nostalgia.  Lo primero de todo, la fuente que se emplea en el título, nos hace recordar muchísimo a la empleada en Resident Evil 1 de PS1, pero no es lo único, puesto que también usa pantallas de carga al pasar puertas, un sistema de inventario muy similar e incluso el sistema de almacenado de objetos en baúles. Cosas que han caracterizado a la saga de Capcom, también podemos verlas aquí, y aunque para muchos pueda ser algo así como plagio, yo lo veo como el punto clave para recuperar la esencia de aquella época. Si algo inventado funciona, úsalo, es mi lema.

En cuanto al movimiento, también contamos con los clásicos controles tipo tanque, los cuales sigue prefiriendo en pleno 2022 en muchas ocasiones, aunque también se pueden cambiar a controles modernos. Con los gráficos, pasa algo similar, se pueden quitar los filtros de pixelación y demás, pero los polígonos van a ser los mismos, así que se parece más a un juego emulado con mejoras aplicadas.

Heartworm

El sistema de combate, por su parte, es algo más actual. En la demo hemos usado una cámara de fotos para atacar, con la que al apuntar cambiará la cámara a una cercana que se puede mover para apuntar y disparar. Los enemigos se mueren después de unas cuantas fotos, pero si algo he visto que le falta es un poco de feedback entre foto/daño/enemigo, ya que no termina de quedar muy claro.

Puzles y exploración

Ahora, si algo definitivamente marca un punto clave en estos juegos, además de una buena historia, es muchas veces lo ingeniosos o no que pueden llegar a ser los puzles. Si algo destacó, por ejemplo, Silent Hill, fue por su sistema de puzles y dificultad para resolverlos. Quizá no todos eran de lo mejor, pero muchos requerían pensar y analizar la situación, véase el terrible puzle del piano en la escuela. Pero creo que todos podemos estar de acuerdo en que, en cuanto a puzles, poco hemos vuelto a ver del mismo palo en el género.

Los vistos en la demo de Heartworm, por desgracia, no son demasiados, pero sí suficientes para hacernos a la idea. Los hay fáciles y los hay de buscar y usar el ingenio. Igual que simplemente tienes que poner en hora un reloj, o pulsar un par de botones, también nos presenta un clásico puzle de buscar documentos y juntar las ideas para resolverlo. De momento, poco más, me parece interesante la manera en la que se afrontan, pero espero ver más y mejores. Además, el cambio de vista que ofrece el usar la cámara, podría dar juego para resolver más cositas.

Heartworm

Lo que se ha podido explorar, está bastante bien, de momento no parecen escenarios demasiado grandes, pero sí espacios abiertos que contienen otros más cerrados. He visto que muchas veces lo que parece ser, no lo es, y es que se sirve del aspecto del «otro lado» para delirar en más de un sentido. Eso sí, contamos con mapa, así que tranquilos, no nos perderemos muy fácilmente.

Por último, solo quiero hacer un pequeño checklist de lo que debéis hacer si os interesa Heartworm, ya que poco más que añadir sobre esta demo.

Espero que os haya gustado, y sigáis de cerca su desarrollo.

Foto del avatar

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *