25 de febrero de 2024
The last spell

Análisis de The Last Spell – Versión de PC (Steam)

The Last Spell – El único recurso de la humanidad

El equipo de Ishtar Games lanzó mediante acceso anticipado The Last Spell, un juego de estrategia por turnos combinado con toques de roguelite que cautivó a los jugadores en Steam con un actual 87% de reseñas positivas. Y aunque el juego se lanzó el 3 de junio, nosotros no hemos tenido oportunidad de probarlo hasta ahora, eso sí, gracias a una clave que pedimos a Cosmocover para realizar este análisis, ya que tenía mucha curiosidad por ver cómo era The Last Spell una vez entrabas en él. Ya os adelanto que ese 87% de Steam no se equivoca y que estamos ante una genial idea, quizá no para todos, pero que consigue enganchar. Vamos a ver que tal es The Last Spell con este análisis.

La misteriosa niebla morada

En The Last Spell nos encontramos ante un mundo sumergido en una extraña aura mágica causada por la magia, la cual se pretendía usar para poner fin a las guerras, pero que acabó provocando el cataclismo. Los magos fueron eliminados poco a poco, pero, sin embargo, un pequeño grupo encontró un poderoso hechizo capaz de poner fin a los efectos del cataclismo y toda magia causante de los problemas.

El principal problema del cataclismo es que una misteriosa niebla morada se extendió por todas las tierras, escondiendo en su interior terribles bestias que aniquilaban a quienes querían explorar. El último bastión de la humanidad encontró el hechizo con el que deshacerse de ella, y bueno, nuestra misión es conseguir que los magos sobrevivan a las bestias para conseguir hacer el hechizo y salvar al mundo.

Las noches son duras…

Una vez que arrancamos nuestra partida en The Last Spell se generarán los héroes de manera aleatoria y las oleadas de enemigos, las cuales pueden venir en 4 direcciones distintas y, en momentos avanzados, también de varias a la vez. El juego se divide en distintos turnos y fases de juego las cuales explicaré ahora.

Al empezar, el primer turno siempre será colocar a nuestros héroes y dar paso a la fase de la noche, en la cual usaremos a nuestros héroes. La noche tiene 2 turnos, héroes y enemigos, siendo ambos turnos completos de unidades. Para que nos entendamos, podemos usar todos los puntos de movimiento y acción de nuestros héroes en nuestro turno, y los enemigos gastaran los suyos de golpe en el siguiente.

Una vez entras en esta dinámica es donde empiezan las estrategias, tanto de nuestros movimientos como del enemigo, así como si tenemos estructuras defensivas que se puedan utilizar para frenar al enemigo. Se le pilla el truco de manera fácil a lo que es la jugabilidad y aprovechar los puntos de movimiento/acción, en este sentido es sencillo e intuitivo, dejando la parte más seria en relación a los personajes.

Héroes a lo loco

Como comentaba, al principio de cada partida se generarán los héroes de manera aleatoria, de manera que su equipamiento y estadísticas son diferentes siempre. Muchas veces pueden tener rasgos positivos, pero también negativos, algo que se solucionará con la parte roguelite del juego y sus mejoras. Importante es saber que las habilidades de cada personaje vienen definidas por las armas equipadas, de manera que según el equipamiento funcionarán de una u otra manera, y son capaces de llevar 2 sets de armas.

Pero esto no se queda aquí, ya que los héroes suben de nivel y pueden ganar 2 tipos de estadísticas: principal y secundaria. La cosa viene cuando resulta que las estadísticas también son aleatorias, dándote a escoger una posibilidad entre varias, con diferentes rarezas. Hay posibilidad de jugártela y tirar hasta 2 re-roll, pero se reducen las posibilidades a escoger y, si no tienes suerte, puede que acabes con una estadística que no te interesa. También ganan un punto de habilidad por nivel que podemos distribuir en habilidades pasivas, y alguna que otra activa, dejando un pequeño margen extra de personalización por cada héroe.

En cuanto a las armas, considero que hay bastante variedad, aunque tardaremos en ir desbloqueando todo el arsenal, ya que la progresión considero que puede llegar a ser algo lenta, como os contaré en breve.

Lanzas, espadas, espadones, rifles, pistolas, arcos, varitas, tomos mágicos… Como dije, hay variedad, pero hay variedad incluso dentro de cada tipo de arma, dando lugar a diferentes estrategias para acabar con nuestros enemigos, aunque por experiencia, pienso que las clases a distancia son las más beneficiadas. Tardaremos en aprender bien a usar las armas debido a sus distintas ventajas y desventajas, pero merece la pena ir experimentando.

Y por último, comentar que hay que tener en cuenta también el equipamiento, el cual podemos ganar como bonificación por hacer una ronda perfecta, crear mediante los edificios en la aldea o bien comprarlo directamente en la tienda. Armaduras, cascos, accesorios… Un clásico de RPG distribuido también en rarezas y niveles, algo a tener en cuenta a la hora de cambiar lo que nuestros héroes llevan encima.Produciendo y mejorando

La otra gran fase de cada partida es la de producción, en la cual nos prepararemos para afrontar la siguiente oleada. Durante este momento podemos crear edificios como herrerías, talleres de magia, el oráculo, casas para los trabajadores, destruir ruinas y conseguir dinero… Porque sí, se me olvidaba, hace falta dinero y materiales para conseguir prácticamente cualquier cosa.

Los diferentes edificios a construir primero hay que desbloquearlos, y disponen de mejoras, sin embargo, el oro es algo limitado y hay que pensar bien que se hace en cada turno. De igual manera, hacen falta trabajadores que hagan funcionar dichos edificios. A la larga, es un tema complicado, ya que tienes que pensar muy bien qué construyes y cuándo lo haces, porque puedes tener suerte y que marque la diferencia entre la derrota y la victoria.

Ahora bien, el componente Roguelite del juego se basa en 2 ramas diferentes de mejoras:

  • Logros
  • Comprar mejoras

Mediante el sistema de logros conseguiremos mejoras, generalmente buenas y que permiten avanzar con pequeños extras. Son «fáciles» de adquirir si te vas centrando en ellas, y siempre tendremos una lista con los que se pueden desbloquear y sus requisitos. Por otro lado, las mejoras a comprar necesitan la esencia mágica de los enemigos, la cual adquirimos al acabar cada noche en relación a los enemigos aniquilados.

Estas mejoras suelen ser desbloqueos de armas, armaduras, más puntos de acción, movimiento, posibilidad de mejores objetos, nuevos tipos de edificios defensivos… La lista es larga, pero sin duda son las mejoras que más varían la jugabilidad y permiten que las partidas sean más diversas y entretenidas.

El problema está en que… se tarda. Muchas mejoras cuestan una cantidad bastante elevada, y en ocasiones puede sentirse un progreso algo lento debido al ritmo de las partidas, que generalmente es también lento. En gran parte es debido a su propio género, y es algo que puede no termine de gustar del todo.

Dificultad para todos

The Last Spell ofrece diferentes tipos de dificultad, de manera que si se te da bien o se te da mal, siempre puedas ir progresando. La dificultad estándar, de inicio, puede resultar muy dura para los que no están acostumbrados al género de estrategia y mucho menos con los roguelike. La idea es que mueras, mucho, y desbloquees mejoras para tus proximas partidas hasta que acabes haciendo que los magos usen el hechizo.

En caso de que el juego te lo ponga difícil, puedes acudir a la dificultad fácil con ciertos modificadores como 1 héroe más, dinero y materiales de inicio, oleadas más pequeñas… Todo para que los jugadores se sientan tranquilos y puedan disfrutar de The Last Spell con calma y a su ritmo. De igual manera, hay una dificultad todavía más difícil para aquellos a los que el juego les esté resultando un paseo y hayan logrado ya su objetivo.

Conclusiones de The Last Spell

The Last Spell es un juego que se encuentra actualmente en acceso anticipado, pero al que yo ya he echado más de 15h tranquilamente (y le hubiese echado más pero no me da la vida) y siempre entretenido. Hay algunos fallitos que no molestan, y por lo que se sabe del roadmap nos espera buena cantidad de contenido y nuevos mapas con los que disfrutar de The Last Spell. Es una genial combinación de estrategia junto a la actual popularidad de los roguelites, que espero acabe en un buen puerto cuando llegue a su versión 1.0, lleno de contenido y jugadores interesados, porque quiero que los demás puedan compartir mi diversión con The Last Spell.

Nota: 8.5/10

*Análisis hecho con una clave de Steam que nos ha otorgado Cosmocover, a quien le damos las gracias por la oportunidad.

*Esto es un análisis antiguo que escribí en InformeGamer.es, por eso no hay imágenes.

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *