18 de julio de 2024
Age of Darkness: Final Stand

Análisis de Age of Darkness: Final Stand – Versión de PC (Steam)

Age of Darkness: Final Stand – No hay que perder la esperanza

El equipo de PlaySide nos ha traído recientemente a Steam, mediante acceso anticipado, Age of Darkness: Final Stand, un juego de supervivencia con estrategia en tiempo real. En Age of Darkness los jugadores podrán enfrentarse a gigantescas oleadas de enemigos mientras intentan mantenerse vivos en la luz. Los principales enemigos del juego son las “pesadillas” y una misteriosa niebla que esconde a estos enemigos y seres más poderosos, y a destacar para el jugador el sistema de héroes y las bendiciones por sobrevivir a las noches mortales. De momento, la verdad que tiene poco contenido, pero ya se le pueden echar unas cuantas horas de juego y hacer que tus tardes se pasen solas, así que vamos a ver mediante este análisis lo que se cuece ahora mismo en Age of Darkness: Final Stand.

Toca sobrevivir en la oscuridad

De momento, al encontrarse en acceso anticipado, solo tenemos disponible el modo supervivencia. Este modo de juego es bastante ajustable en cuanto a su dificultad, tanto para jugadores novatos en el género que les haya llamado la atención, como para veteranos. Cuenta con 3 modos desbloqueados por defecto, y 2 más para cuando consigamos vencer la máxima dificultad, algo que será tarea de muchas horas.

En caso de que no nos convenzan estas dificultades, también podemos ajustarlas de manera manual según la duración del juego y densidad de enemigos. Los que busquen algo todavía más difícil, pueden añadir modificadores a la partida como jugar sin héroe, que no se pueda reparar edificios o incluso que no se puedan recibir bendiciones.

Como todo juego de estrategia, en términos de dificultad, lo más aconsejable es empezar desde abajo para aprender sobre el juego, los edificios, las defensas, unidades y enemigos, entre algunas mecánicas extras, y luego ir elevando la dificultad para ponernos a prueba. Personalmente, aquí estoy, echándole horas para ir avanzando a las dificultades superiores, pero tampoco cuesta mucho cogerle un ritmo decente para ir enfrentándote a los enemigos.

Reforzando el bastión

En todas las partidas iniciaremos con un mapa aleatorio, un par de unidades básicas, nuestro héroe y el edificio principal, el cual debemos proteger a toda costa. Los recursos principales a tener en cuenta es la comida, dinero y los habitantes. En otro orden, los materiales principales son madera, piedra, hierro y esencia oscura. Hay algunos extras pero que solo harán uso los jugadores más avanzados y, seguramente, se le saque más provecho en futuras actualizaciones.

Los edificios se separan en distintas categorías, de manera que están siempre visibles y de fácil acceso. Estos son población, defensivos, iluminación, recursos, militares y de desarrollo. Sigue un esquema bastante básico y sencillo en cuanto a lo que es la evolución de los edificios, comenzando por el material más básico y evolucionando entre los más avanzados, además de necesitar investigaciones en un edificio en concreto para llegar a estos nuevos edificios. Por supuesto, una vez que tenemos uno más avanzado, se nos dará la opción de actualizar.

Lo más importante, además de los edificios de recursos, son obviamente los defensivos. Ahora mismo cuenta con estructuras básicas como son torres con llamaradas de área, ballestas de gran calibre, torres para los arqueros y diferentes tipos de muros y puertas. Ahora, si lo comparo con They Are Billions, título referente en esto de la estrategia y las oleadas de enemigos, lo veo demasiado “estándar”. Eso sí, el juego diría que en este sentido gana más con las unidades que con los edificios de defensa.

Domina el campo de batalla

En el terreno de las unidades es donde Age of Darkness: Final Stand quizá gana un poco más y pretende marcar la diferencia. Aun manteniendo unidades básicas como son arqueros y soldados, las diferencias entre estos y sus utilidades ya son más que notables. Por supuesto, no se limita a estas unidades y tenemos también una categoría extra que son las unidades de asedio. Al igual que los edificios de defensa, no son demasiadas las unidades actuales pero dan el suficiente juego como para crear estrategias interesantes.

Sin ir más lejos, una vez que controlas bien el funcionamiento de las unidades, descubres que el juego compensa demasiado el uso de estas y la exploración. Hay unidades creadas específicamente para retener a los enemigos, otras para aniquilar desde largas distancias, otras para estar detrás de los muros y quemar o empalar a todo lo que se cruce… Y lo bueno es que esto no se queda aquí, las unidades tienen 2 formas diferentes de mejorarse:

  • Mediante la valentía que ganan al matar enemigos conseguirán un pequeño extra en sus estadísticas
  • Comprando mejoras de unidades mediante el árbol de mejoras

El último método es el que más se nota, obviamente, y es permanente, mientras que la valentía se pierde al morir la unidad. Gracias a este árbol de mejoras podemos determinar mejor nuestro estilo de juego, más centrado en la exploración rápida o quizá más defensivos. Esto ya dependerá de cada uno, especialmente porque si compras una mejora del primer grupo, la siguiente tiene que ser sí o sí, del siguiente grupo.

Enfrentando a las pesadillas

Los enemigos de Age of Darkness: Final Stand generalmente no son muy problemáticas, especialmente si hablamos de ellos durante la exploración. Hay muchos enemigos, sí, pero también son enemigos básicos, sin exagerar mucho en los enemigos especiales exceptuando ciertas zonas del mapa como los cristales o las zonas de enemigos de élite. Las unidades enemigas que están especializadas, la verdad que si resultan bastante molestas, muchas tienen ataques de área y pueden diezmar a nuestro grupo rápidamente.

Las unidades de élite, que son un auténtico dolor de muelas, también otorgarán recompensas extras por aniquilarlas. El problema está en, precisamente, aniquilarlas. Estas unidades a forma de semijefe aparecen solo de noche, momento en el que toda recompensa se elevará en cuanto a la exploración. No solo están las pesadillas élite para obtener recompensas, también algunos pequeños campamentos que pueden otorgarnos recursos o unidades.

Por lo demás… la verdad que se mantiene bastante recto y dentro de lo que es el género en cuanto a la exploración. Solo puedo añadir que la niebla de las noches mortales es excesivamente densa y oculta a las criaturas en su camino a nuestro bastión.

Sobrevive y… sigue sufriendo

Lo mejor del juego es sin duda las noches mortales, en las que miles de enemigos se aproximarán a tu bastión con la esperanza de destruirlo. Es cierto que te dan una ubicación y una pequeña idea de por dónde puede llegar la oleada, pero a veces puede ser por otra entrada que no es la que esperas y desestabilizarte las defensas. También te dicen la cantidad de enemigos que quedan de cada oleada, terminándose la noche mortal al matar al último.

Es posible que sobrevivas en tu primera partida a la primera oleada sin problemas, incluso la segunda, pero la cosa se suele poner muy intensa en la tercera oleada porque ya viene bien cargada en cantidad y calidad. También aprovecho para decir que el juego lleva el rendimiento de una manera perfecta incluso en momentos de saturación. Ya os aviso que cada partida pondrá a prueba vuestras estrategias y os daréis cuenta de que nunca son perfectas, la aleatoriedad siempre se las ingenia para encontrar por donde colarse.

Y eso no es todo, ¿Has sobrevivido a una noche mortal? Enhorabuena, escoge tu bendición y disfrútala, pero también prepárate para reparar todo lo que se haya destrozado durante la oleada, generar más tropas, y a pasar unas noches preparándote para lo que está por llegar…

Conclusiones de Age of Darkness: Final Stand

Age of Darkness: Final Stand es un título bastante interesante para los que quieran una experiencia tranquila con momentos clave de tensión dentro de lo que es el género de estrategia. Actualmente bajo acceso anticipado, el juego ya ha recibido algunos parches que van mejorando la IA, tanto de unidades como enemigos, que están algo verdes por ahora, y se han corregido fallos. Es cierto que ahora no tiene mucho contenido, ya que se basa en el modo supervivencia y un único mapa, pero eso no ha impedido que ya le tengamos casi 30 horas. Según las futuras actualizaciones planeadas, se avecina una nueva heroína, unidades, edificios, modo multijugador y campaña… Vamos, que pinta a que si todo sale bien, tendremos un juego bastante completo. De momento le otorgamos esta nota por lo visto, y esperamos actualizar en un futuro con el nuevo contenido.

Nota: 8/10

*Análisis hecho con una clave de Steam que nos ha otorgado Team17, a quien le damos las gracias por la oportunidad.

*Esto es un análisis antiguo que escribí en InformeGamer.es, por eso no hay imágenes.

Foto del avatar

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *