16 de mayo de 2024
Kingdom of the Dead

Análisis de Kingdom of the Dead – Versión de PC (Steam)

Kingdom of the Dead – Mantengamos la paz pero sin excesos

El equipo de Dirigo Games nos trae a Steam un peculiar shooter un poco a la vieja escuela en cuanto a mecánicas, pero con un apartado visual un tanto distintivo: tiene gráficos  dibujados a mano y en blanco negro. Visualmente, llama bastante, motivo por el que realmente me animé a probarlo, bueno y que cualquier cosa que sea liarse a tiros contra oleadas de no-muertos pues suele estar bien. Sin embargo ¿Cumple King of the Dead con los requisitos para ser un buen juego? Pues bueno, es algo que sabremos rápidamente con este análisis de Kingdom of the Dead.

Una agencia para mantenerlos a raya

En Kingdom of the Dead encarnamos al agente Chamberlain, que pertenece a una organización secreta del gobierno encargada de mantener a los demonios lejos de los terrenos mortales. Nuestra misión es cerrar los últimos portales que la muerte ha abierto en la tierra, intentando que esos ejércitos de no-muertos no lleguen a causar grandes problemas, aunque siempre los causan.

Para poder completar esta misión contaremos con un artefacto demoniaco, una espada de gran poder capaz de diezmar a los enemigos rápidamente y usar su poder para acabar con grandes grupos de enemigos. Cabe decir que, aunque poco la usaremos luego, juega un papel crucial en el final de nuestra aventura.

Y realmente, ya está, no hay mucho más que contar sobre lo que tenemos que hacer, matar demonios y cerrar portales a través de 8 mapas (realmente 9) con 3 dificultades cada uno. Y disparar, mucho.

En busca de los portales

Desde nuestra oficina podemos escoger el nivel al que queremos ir en busca del portal demoniaco, así como su dificultad y verificar si tenemos algo más que hacer en ese nivel, ya que todos cuentan con una misión secundaria opcional. Las dificultades son 3, y personalmente, tampoco es que varíen excesivamente, quitando algunos detalles del mapa y más enemigos a modo de resumen, suficiente para que si pasas de la más baja a la más alta, se note el cambio.

Al principio del juego tendremos 3 niveles e iremos desbloqueando el resto según los terminemos y cumplamos el objetivo secundario, que es realmente importante para desbloquear el resto de niveles, incluido el final. Son niveles relativamente cortos, con una media de unos 15-20 minutos para completar, pero bastante frenéticos generalmente y con poco lugar para la exploración, siendo algo pasilleros, con cierta verticalidad algunos y más centrados en ir del punto A al punto B y mata todo lo que veas. Bueno, y salva a un par de civiles.

Una vez que llegamos al final del nivel encontraremos un jefe final, siendo este punto lo más decepcionante que me he encontrado en el juego. Son simplemente sencillos de aniquilar incluso en dificultad difícil, donde simplemente tienen más vida, pero son muy pasivos y, aunque acompañados de minions, fáciles de esquivar y matar. Y ya estaría, volvemos a nuestro caballo para volver a la oficina y ver los resultados.

Entre lo rápido y lo pausado

En el terreno jugable Kingdom of the Dead parece no terminar de decidirse en cuanto a su ritmo de juego. Las armas son algo pausadas en su uso, pero el movimiento del personaje y, algunos enemigos, es bastante más rápido. Personalmente me crea una sensación un poco extraña, porque literalmente puedes correr y saltar a una velocidad de vértigo en comparación al ritmo que llevan los enemigos, permitiendo bastante el simplemente entrar al nivel e ir corriendo hasta el final.

Además, hay mucho escenario abierto o con varios caminos, lo que hace que puedas vacilar al enemigo fácilmente y no tener ni que enfrentarlo. Cuenta también con puntos de control en los niveles, por lo que te vale con ir de no a otro. Ese es el nivel de desbalance en cuanto al ritmo del juego, lo que se me antoja bastante «desbalanceado».

Ahora, las armas como comento, son bastante lentas en comparación. El revolver, la escopeta, el rifle y la espada, son lentos entre golpe y golpe, mientras que la minigun y el lanzacohetes son destructivas y muy rápidas, quizá demasiado. Hay bombas también, en ocasiones demasiadas, siendo tan destructivas que puedes eliminar a muchos enemigos de una. Las armas en sí, están bien, no son muchas pero útiles, tienen también un ataque distinto con la rueda del ratón, aportando algo de variedad, pero es solo eso, el ritmo de ellas me deja un poco fuera de lugar.

Respecto a lo que podemos encontrar en el mapa básicamente es munición, munición y más munición, junto a un par de corazones para aumentar nuestra vida o pociones para curarnos. Cabe decir que al principio parece que solo vamos a romper cajas para encontrar recursos, también se pueden romper otros elementos del mapa e incluso alguna puerta para encontrar recursos más ocultos.

Los enemigos, que según el juego son un total de 22 diferentes, lo cierto es que me esperaba mucha variedad, pero al final ves los mismos de principio a fin, además de alguno poco utilizado. Desde los clásicos no-muertos armados con espada o armas de fuego, pasando por un clásico guerrero esqueleto con armadura, hasta los típicos magos que lanzan hechizos o los demonios que corren a por ti a lo Pinky o los que vuelan a lo más puro estilo Cacodemonio de Doom, e incluso una araña con mini-arañas. La cosa es que se repiten bastante dentro de un mismo nivel, y al ser tan pasilleros, pues pueden acabar aburriendo visualmente.

El mayor problema lo técnico

El principal problema que tiene Kingdom of the Dead es su apartado técnico, especialmente por su rendimiento. El juego no cuenta con muchas opciones de configuración gráfica, más que suavizo de bordes, Vsync, resolución y los cambios de color de paleta. Algo muy justito que, no sería problema, si el juego tuviese un rendimiento óptimo todo el tiempo. Como siempre, he jugado con una GTX 1060 6GB, 16 GB ram, Ryzen 1600x y todo instalado en un SSD, pero se ve que no es suficiente para Kingdom of the Dead.

Confieso que el juego lo he tenido antes de tiempo, y he estado esperando hasta hoy para escribir este apartado, el cual tras 2 actualizaciones parece seguir igual. Me explico, porque no es que sea algo constante y destructivo a nivel de experiencia, pero que sí entorpece al tratarse de un shooter que en ciertos momentos se pone tenso. En algunas áreas, especialmente las que cuentan con fuentes de luz, el juego da auténticos bajones de fotogramas por segundo, y da igual que lo tengas en la mínima resolución o en 4k, van a bajar. En ocasiones he llegado a tener 25-30 FPS de hasta los más de 100 que suelo tener cuando el juego va bien. Y claro, el problema es que a veces vas super tranquilo con tu fluidez y de repente se viene abajo, molestando bastante en algunas secciones del juego.

Conclusiones de Kingdom of the Dead

Kingdom of the Dead es un shooter bastante interesante en lo visual, con un apartado jugable bastante estándar dentro del género. Es cierto que en cuanto a entretenimiento cumple bastante bien con niveles no muy extensos y rápidos de finalizar, con una muy buena fluidez en movimiento y un increíble final para aquellos que dediquen más tiempo al juego. Me molesta un poco lo del rendimiento, pero también es cierto que me ha dejado con ganas de ver algún tipo de continuación, más niveles, o algún modo extra de juego al estilo horda.

Nota 7/10

*Análisis hecho con una clave que nos ha dado Renaissance PR , a quien le damos las gracias por la oportunidad.

*Esto es un análisis antiguo que escribí en InformeGamer.es, por eso no hay imágenes.

Foto del avatar

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *