18 de junio de 2024
System Shock Review

Review System Shock Remake – PS5

System Shock Remake – Redescubriendo el simulador inmersivo

Muchos de los jugadores amantes de los simuladores inmersivos comenzaron en su día con System Shock, especialmente si ya tienen cierta edad, pues el System Shock original salió por 1994, y aunque ya hubo títulos anteriores dentro género bastante buenos, este consiguió marcar un gran punto de referencia para futuros juegos como son Prey o Deus Ex. En 2023, Nightdive Studios, bajo el sello de Prime Matter, nos trajo la primera versión de System Shock Remake a PC, con un buen éxito aunque no libre de fallos. Sin embargo, de cara al lanzamiento de consolas, 1 año más tarde, recibimos una versión mucho más pulida, que trae consigo una increíble cantidad de parches. Pero bueno, no me voy a liar más en la intro de la review, porque bastante me liaré, como siempre, hablando durante ella. Aviso, yo el original no lo jugué, principalmente porque PC no tuve hasta pasados los 2000, así que, además, os lo comento desde el punto de alguien que viene fresco a este remake.

Bienvenidos a Estación Ciudadela

La historia de System Shock (a partir de ahora sin la coletilla de Remake) es bastante sencilla de entender hoy día, porque cada vez nos estamos acostumbrando a ver inteligencias artificiales o algún que otro implante biotecnológico como es Neuralink. Imaginad que la humanidad avanza tantísimo hasta el punto que los implantes biotecnológicos son lo común, pero hay un loco en compañía que quiere ir más allá, este es Edward Diego de TriOptimum. Esta compañía tiene una estación espacial que se llama «Estación Cuidadela» y que es algo así como el punto clave para las investigaciones farmacéuticas, robóticas y genéticas.

Nuestra historia, como hacker, comienza cuando queremos robar uno de los implantes de TriOptimum, aunque nos descubren y básicamente nos capturan y llevan a Estación Ciudadela, donde Edward Diego nos obliga a apagar los controles éticos de la IA que regula toda la estación, Shodan, ya que él está experimentando con armas biológicas. Acto seguido nos mandan a una cámara criogénica y cuando despertamos… ¿Qué está pasando?

System Shock Review

Nuestra historia comienza 6 meses después, cuando nos despiertan del sueño criogénico para que, de igual manera que desactivamos la ética de Shodan, ahora acabemos con ella, o lo intentemos. La estación ya no es un lugar seguro para nadie, pues Shodan ha ido mutando a todos los que estaban en la estación, convirtiéndolos ahora en sus propias armas para conseguir su objetivo, y ya de paso exterminar la humanidad en la tierra usando un rayo láser desde la estación. Shodan es una IA muy ambiciosa en cuanto a sus ganas de destruirnos, y creedme, pone muchos obstáculos en nuestro camino.

A partir de aquí, me gustaría recalcar que los recursos narrativos son los clásicos documentos y registros de audio, por lo que si quieres enterarte de qué ha pasado durante este tiempo en la estación y lo que está pasando en el momento, tocará leer un poco y escuchar.

Ajustando nuestra experiencia

Bueno, ya vamos a entrar en materia con todo lo que vamos a encontrar en System Shock, poco a poco. Lo primero de todo, antes de arrancar nuestra partida, hay que decidir un poco qué dificultad queremos, y cuidado, porque es muy importante para tener una buena experiencia en System Shock. En lo personal, escogí dificultad «2» en todos los apartados, porque bueno, me gusta sufrir, aunque supuse que era algo así como jugar en «normal» y acabó siendo mi infierno personal, aunque eso sí, no frustrante.

System Shock Review

System Shock nos permite ajustar 4 parámetros de dificultad:

  • Combate: determinará cuantos enemigos y su nivel de agresividad.
  • Misión: digamos que esto implica la libertad de exploración, si Shodan nos vigila mucho o pasa de nosotros, además de que en nivel 1 tendremos puntos de ruta y no podemos tirar del inventario los objetos de misión. Sí, puedes llevártelos y tirarlos por ahí sin saber que son de misión, una de las gracias de la exploración en este juego.
  • Ciber: si queremos pasearnos por los momentos de ciberespacio, que las defensas de Shodan nos ataquen o que sí morimos en el ciberespacio, también en el juego normal.
  • Puzle: no hay mucho que explicar, ajusta los pequeños puzles haciéndolos más fáciles o difíciles.

Si es tu primera vez en un juego de este estilo, o quieres investigar tranquilamente, te recomiendo principalmente reducir el combate, por algo que tocaremos más adelante. Los demás apartados, tal y como están, están bastante bien en el nivel 2 de dificultad. Quizás, si eres de los que no le gusta perderse y saber que tienes que hacer, te recomiendo bajar misión al 1, ya que los puntos de ruta te ayudarán. Por otro lado, si es tu primera vez, arrancas con todo al 3 y consigues que tu mando sobreviva a la experiencia, avísame que te voy a mandar un carné de hardcore gamer, y otro de masoquista. Pero bueno, todo esto lo iremos comentando poco a poco.

Explora Estación Ciudadela, pero que Shodan no se entere

Si tenías pensado que explorar Estación Ciudadela iba a ser un fantástico paseo, permíteme decirte que no es así. Tomada ahora por Shodan, navegar por sus pasillos y querer llegar a ciertas áreas es un dolor de implantes. Uno de los puntos más fuertes e importantes del género, y en especial de System Shock, es la exploración, ya que prácticamente avanzar dependerá de ello, nuestro ingenio y la información que tengamos disponible. En este tipo de juegos es fundamental prestar mucha atención a los detalles, leer cada archivo, escuchar cada registro de voz y aprovechar la «jugabilidad emergente» de manera creativa para solucionar problemas por vías que, principalmente, no son las diseñadas. Como usar las mejoras de las botas para acceder a áreas que todavía no deberías y otras cosillas.

System Shock Review

Estación Ciudadela está separada en 10 plantas diferentes por los que tenemos que viajar y, principalmente, acabar poco a poco con los núcleos de procesamiento de Shodan que están repartidos, así como con las cámaras de vigilancia, para evitar que Shodan sepa de nuestros movimientos y permitirnos el acceso a más áreas. Las primeras plantas digamos que son bastante sencillas y te van introduciendo los elementos del juego poco a poco, pero ya comienzan a dejarte claro, al menos en la dificultad jugada, que si quieres sobrevivir y avanzar tendrás que inspeccionar cada interruptor y cada esquina.

Cada planta de la estación es un pequeño laberinto que va volviéndose más complejo a medida que ascendemos, con más recovecos, más secretos y enemigos más feroces. Aunque así dicho pueda sonar algo hasta negativo, la verdad que he disfrutado demasiado de la exploración de System Shock. Es, de hecho, creo que de las más gratificantes que he visto a recientemente, porque aunque bien puede llevarte a la muerte por radiación o por enemigos, también a tu salvación y valiosos recursos. Además, ayuda mucho el hecho de que gracias a explorar encuentres, formas de acceso a áreas que antes no podías, tarjetas de acceso, salas de acceso al ciberespacio (es como un minijuego de navecitas) para desbloquear puertas o códigos muy necesarios, los cuales os recomiendo ir anotando. Es tan buena la experiencia a este nivel, que si el juego no tuviese combate, lo hubiese disfrutado prácticamente igual.

Por contra, algo que me gustaría puntualizar, es que te puedes sentir algo perdido en más de una ocasión si, sin querer, no te has enterado de alguna cosilla. Una vez perdido, te tocará dar vueltas hasta encontrar la ruta adecuada, aunque por suerte, suele estar todo bastante centralizado en la misma planta, exceptuando un par de viajes entre plantas de cara a casi el final. Es por esto que la dificultad 1 de misión añade puntos de ruta.

System Shock Review

Aunque eso sí, esperaba más puzles

El juego nos va a hacer anotar códigos, pero estos no los voy a considerar parte de los puzles, ya que, juraría el juego tampoco lo hace. Los puzles de System Shock son una serie de placas de circuitos que hay que conectar, bien sea de punto A al punto B, o conducir la electricidad de tal manera que reciba X potencia mediante unos enchufes e interruptores. Hay unos robots en el juego que pueden soltar un chip de solucionado rápido, que con ponerlos en una cajita que hay al lado, ya estaría.

Vale que lo puse en dificultad 2 todo, pero me han parecido unos puzles bastante sencillos de completar realmente y no requieren de una mente brillante más allá de analizar el tablero antes de ponerte a mover piezas como un loco. Mi «decepción» viene porque esperaba hacer alguno más, que quitando el primer nivel, y unos cuantos obligatorios antes de un jefe, creo que hay bastantes pocos o los accesos se consiguen por otro lado…

System Shock Review

Los peligros de la Estación Ciudadela están en cada esquina

Ahora pasamos a hablar de, quizás, mi mayor problema con System Shock, y es su sistema de combate/enemigos, que han acabado con mi paciencia en alguna que otra ocasión, pero también me ha hecho aprender ciertas cosas. Vamos a ser claros desde el primer momento, el sistema de combate del juego es un poco tosco por momentos, especialmente con las armas cuerpo a cuerpo, aunque en ocasiones las de fuego no se quedan atrás… También creo que existe poco feedback a la hora de realizar y recibir daño. Muchos de los enemigos no se quejan siquiera de los disparos ni reaccionan, y si lo hacen es mínimamente, de igual manera, cuando recibes daño, en ocasiones creo que no termino de encontrarlo bien reflejado.

Ese es uno de mis problemas, otro es el hecho de que el endiablado juego tiene enemigos donde menos te lo esperas, y crea situaciones muy tensas en las que vas a morir prácticamente sí o sí. Como por ejemplo, entrar a un nuevo nivel de la estación y que te esperen 4 enemigos, abrir una sala y verte acorralado por dos centinelas que no dudan en dispararte, o que de repente te encuentres en el punto medio entre 2 torretas que han salido de vete tú a saber donde. Sin embargo, todos estos problemas me llevaron a una conclusión ¿Y si lo estoy jugando de la manera errónea? ¿Quizás soy yo que no he entendido cómo jugar? Al final llegué a la conclusión de que sí y no. Problemas como el poco feedback o que el combate se pueda sentir tosco en gran parte del juego, ahí están, pero otros es simplemente afrontarlos de una manera diferente.

System Shock Review

System Shock es para jugarlo con cierta calma e incluso hacer uso del sistema de coberturas para enfrentar enemigos. Veréis, quitando los enemigos que atacan cuerpo a cuerpo, o que se acercan para pegarte, es como un sistema de turnos. ¿Robot al final del pasillo? Asómate por la esquina, pégale un tiro, escóndete y deja que vacíe su ronda de disparos a la nada, asómate y dale de nuevo. También hay que tener en cuenta que los enemigos tienen puntos débiles, motivo por el que existen diferentes tipos de armas y municiones en el juego, aunque hay que decir que las municiones son algo escasas, y personalmente, me ha costado un poco apuntar con el mando. Además, cuando los eliminas quedan muertos por siempre, aunque de vez en cuando Shodan mandará algún enemigo extra a por nosotros…

Como extra, el inventario es limitado, y todo ocupa su lugar, por lo que las armas tendremos que ir alternándolas a lo largo del juego. Habrá que tirar unas y coger otras, pero no os preocupéis, normalmente se hace porque encuentras algo más potente. También podéis encontrar diferentes mejoras a lo largo del juego, las cuales se consiguen mediante créditos en unas máquinas expendedoras. Y hablando de esto, si recogéis basura, podéis vaporizarla o tirarla en una estación de reciclaje para conseguir créditos que podéis gastar para comprar munición, curaciones, o mejoras temporales. Aviso eso sí, que las armas de energía son bastante top en general, ya que puedes cargarte al 100% en los puntos de energía cuando quieras, y aquellas que usan munición, suele haber bastante.

Para rematar, en System Shock vamos a encontrarnos con jefes aparte de los enemigos, que aun no lo he dicho, pero tienen variedad suficiente como para querer morirte tu antes que enfrentarlos a todos. Los jefes son… duros, muy duros, si los intentas matar por una vía estándar. Sin embargo, muchos de ellos te vale con debilitarlos con una granada PEM, coger tu fantástico estoque de energía con una mejora de berserker y acabar con él en apenas unos segundos. Por cosas como estas, es por las que el juego al final te gana el corazón.

System Shock Review

Cuidado con el guardado

Un aviso que quiero daros antes de que os metáis en System Shock, es sobre su sistema de guardado, así no perdéis tiempo de juego como me ha pasado a mi, especialmente al inicio. System Shock tiene un guardado automático, y otro manual, además de una serie de checkpoints para revivir en los diferentes niveles de la estación. El guardado automático se ejecuta en ciertos momentos clave, pero si te has pasado 1h investigando, es posible que no se haya realizado ninguno, y si de repente llegas a una sala que, sorpresa, es el jefe y te mata, aquí no hay checkpoint, Shodan se hará con tu cadáver y toca cargar partida.

Por otro lado, si tenéis la estación de regeneración activada, aunque cambies a una planta nueva, volveras a esta. Siempre y cuando haya sido una muerte por enemigos normales, y no bajo circunstancias de Shodan, que entonces tocará cargar partida. De verdad, acostumbrado a que últimamente todos los juegos te van guardando la partida cada 5 minutos como aquel que dice, aquí recibí un duro golpe de nostalgia y realidad. Guardar manualmente, que puedes hacerlo cuando quieras, se ha convertido en mi santo grial y salvador en System Shock, excepto cuando se me olvida. También hay que decir que, gracias a los puntos en los que renaces, morir se vuelve parte del juego y del bucle de aprendizaje, ahora ya sabes que ahí hay enemigos, así tendrás que buscar cómo destruirlos.

System Shock Review

El hacker obtiene sus implantes

Creo que ha quedado claro que la Estación Ciudadela es todo un peligro por sus enemigos, además de peligros ambientales como la radiación y cables de electricidad sueltos. Es por eso que, para adaptarse mejor a la situación, nuestro protagonista obtiene diferentes mejoras. Alguna mejor, otra peor, pero todas son útiles en de una forma u otra. Tenemos cosas muy básicas como la linterna, pero también otras muy útiles como la identificación de objetivos, que nos acaba permitiendo saber el punto débil del enemigo e incluso hackearlo para que se quede inactivo y aprovecharnos.

Aunque creo que hay otras 3 mejoras que puedo considerar especiales, ya que ayudan de muy buena a manera a superar diferentes situaciones y conseguir más recursos. Aparte de que el inventario se puede mejorar un poco si buscamos bien, lo más interesante es el escáner de objetos, que marcará en el minimapa con cuadritos los diferentes objetos que haya en las habitaciones, y subido de nivel, incluso marcará presencias enemigas cercanas. La otra son las botas magnéticas y su versión mejorada, las cuales además de hacerte correr como si fueras un loco, te permiten levitar, lo cual abre la puerta a muchos atajos. Y por último, el escudo de energía, que frenará los proyectiles de los enemigos para que no nos quedemos fritos con una rafaga. Hay que decir que todo esto consume energía durante su uso, por lo que hay que andarse con mucho ojo, ya que no se puede abusar.

System Shock Review

Por último tenemos otras mejoras como la mochila de protección contra riesgos biológicos, que suena a chiste, pero es una mejora 100% necesaria si queremos completar el juego y no morir al atravesar alguna que otra zona contaminada, como es el núcleo.

Adaptación a consolas

Cuando un juego que, principalmente, está orientado a jugarse en PC, llega a consolas, suelen surgir problemas relacionados a los controles o la interfaz. En System Shock me he encontrado con poca cosa, más allá de la lentitud para llegar a ciertos puntos del menú de acceso rápido, un poco acostumbrarme al desplazamiento por el inventario o el apuntado, que personalmente, como dije, me cuesta un poco. Quitando eso, creo que no hay nada más a nivel de fallos respecto a esta versión, porque encontrarme un cadáver que vibra, ni siquiera lo considero un fallo, es algo más bien gracioso.

Entre algunas cosas interesantes a nivel de ajustes encontramos la posibilidad de ampliar el campo de visión hasta los 120º, algo que agradezco de manera infinita porque yo encontrarme con el personaje pegado a la pantalla, lo odio mucho. Como extra, se puede cambiar desde el punto de vista del hacker, y también cuando estamos en el ciberespacio. Lo demás son ajustes más básicos como quitar el cabeceo, el desenfoque de movimiento, cambiar el color de la interfaz o la clasificación del menú de acceso rápido.

Si hablamos de rendimiento y de qué tal se ve, decir que el juego rinde de una manera espectacular, al menos en su versión de PS5. No hay un solo bajón de fotogramas, y la calidad general de las texturas es bastante buena, aunque el hecho de estar hechas en pixelart junto a la iluminación, hace que se vea todavía mejor. Además, de esta forma conserva ese punto «retro» pero moderno, que a mi siempre me gusta. Por otro lado, fallos tampoco he tenido en 16 horas de juego, aunque hay que decir que el juego viene con la última actualización implementada, en la que se mejora el combate final contra Shodan y se implementó a la hacker mujer, así como un montón de mejoras y arreglos.  La banda sonora del juego, además, acompaña bastante bien en ambiente y en combate, no es que sea un trabajo que yo personalmente vaya a recordar, pero hace tus paseos más amenos y te pone muy en alerta en combate.

Por si alguien duda, el juego viene con textos en castellano, así que no os preocupéis por eso, aunque sinceramente, creo que este juego con doblaje a nuestro idioma, sería una auténtica pasada. No solo por escuchar a Shodan en nuestro idioma, también por el extra de inmersión que supone escuchar y entender todo de una, sin pararte a leer los subtítulos o los registros de audio.

Conclusiones review de System Shock

Voy a ser claro, System Shock me ha parecido un juego maravilloso de principio a fin, con sus partes buenas y malas. No puedo decir si es fiel al original o no, pero sí puedo confirmar que le he metido 16 horas de juego en dos días porque me ha enganchado cosa mala debido a su exploración, que para mi, es lo mejor que tiene. La Estación Ciudadela es espectacular, aunque es posible que te pierdas un poco, pero también es parte de su magia, pero está llena de cosas interesantes por descubrir más allá de las armas y los locos experimentos de Shodan. Es cierto que el combate para mi es su punto flojo, y aunque he muerto más que en un souls, no le puedo negar que opciones nos proporcionan para enfrentarnos a los enemigos, así como para superar las situaciones que presenta. El mero hecho de que un remake de un juego de 1994, que tampoco es un género por el que yo me pegue por jugar, me haya tenido tan dentro creo que ya confirma el hecho de que es un muy buen trabajo. Además, la versión de PS5 llega bastante bien pulida, y con muchísimas mejoras y parches respecto a su lanzamiento en PC, así que de verdad, si os llama, aunque sea un poco, ni lo penséis.

Nota: 8,75/10

*Este análisis ha sido realizado con una copia digital proporcionada por Plaion.

Foto del avatar

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *