21 de febrero de 2024
Back 4 Blood

Análisis de Back 4 Blood – Versión de PC (Steam)

Back 4 Blood – Extermina todo lo que veas

El equipo de Turtle Rock Studios es un estudio veterano dentro de lo que son los shooter y los zombies en cooperativo, con su genial Left 4 Dead en 2008 y posterior Left 4 Dead 2 en 2009, los cuales forman parte de los juegos que nunca han llegado al número 3 dentro de Valve. Han sido años y años sin un juego que consiguiese revivir la fórmula de Left 4 Dead, incluso el propio estudio ha lanzado otros juegos como Evolve, probando el multijugador asimétrico, aunque no salió muy bien que se diga, y ahora llega Back 4 Blood, juego que sí pretende revivir la llama de Left 4 Dead con una fórmula muy similar.

Una campaña en 4 actos

Ya desde el primer párrafo, lo voy a dejar claro, el juego es prácticamente un calco de todas las bases de Left 4 Dead, en muchos sentidos. Incluso la campaña y los objetivos de la misma, en más de una ocasión, nos recordarán a las fases de Left 4 Dead. La campaña está separada en 4 distintos actos con distintas fases dentro del mismo, exceptuando el último que no es que tenga gran contenido.

Los actos, al encontrarse separados en diferentes niveles, nos ofrecen luego ciertos puntos de control desde los que reanudar nuestra «serie». Así es como han decidido llamar a básicamente iniciar una campaña en Back 4 Blood, y el problema de esto viene en base a que, si no llegas hasta ese punto de control, luego toca empezar la campaña desde el principio de ese acto, algo que en ocasiones cuesta alcanzar en partidas online.

Los niveles en sí, la verdad que no son muy largos, algunos de ellos se pueden completar en un par de minutos, y otros algo más debido a que tienen objetivos de defensa de perfectamente 4 o 5 minutos. De duración podemos echarle entre 3 y 5 horas para completar la campaña en modo offline, con nuestros amigos los bots, que en ocasiones es mejor que contar con otros jugadores…

Las fases no esconden mucho misterio en general, ir de un refugio a otro, y entre medias hacer algún objetivo clásico como es conseguir algún objeto, llevar algo hasta el refugio o los típicos de defensa. A nivel de diseño de niveles, están bastante bien, con bastantes caminos, refugios para los supervivientes, spawns de enemigos generalmente bien colocados… Y la historia, sinceramente, quizá es lo de menos, cuenta con pocas cinemáticas y el contenido no es que sea muy original si ya estás metido en el mundillo de los juegos de zombies, pero aquí hemos venido a pegar tiros.

Fórmula conocida, pero con toques modernos

Dejando de lado ahora la campaña y sus fases, vamos a hablar un poco más de la jugabilidad y sistemas que usa el juego para volverse más o menos interesante, o desesperante según se mire. A nivel de gunplay el juego sigue un poco en las mismas de lo visto en la saga L4D, con sus tiros a diestro y siniestro y golpes cuerpo a cuerpo para rechazar a los infectados, incluso un poco en cuanto al uso de vendajes y botiquines.

Pero claro, estamos en 2021 y la industria del videojuego ha ido tomando nuevos caminos, y sus jugadores no son los mismos de aquel entonces, así que hay gran cantidad de cosas nuevas que toca mencionar.

Comenzando por los personajes, aunque planos durante la campaña, cada uno tiene unas bonificaciones diferentes para que se amolde más a tu estilo de juego, desde personajes que hacen más daños, otros tienen más resistencia, incluso pueden curar gratis una vez por partida o ganar bonificación de daño por disparar con precisión. Son pequeñas cositas que se pueden aprovechar para jugar, pero las claves vienen en la baraja.

Las barajas, un pequeño añadido que si bien no está mal, hay que jugar bastante para desbloquear las cartas mediante los puntos de suministros, que solo se ganan al completar niveles (por suerte, ahora también con bots) e invirtiéndolos en diferentes «secciones» que van desbloqueando, también, cosméticos. Las barajas permiten añadir una serie de cartas con diferentes bonificaciones que otorgan resistencias, daños, pequeñas habilidades pasivas… algunas incluso te otorgan una cosa pero te quitan otra a cambio. Se pueden ir sacando al inicio de cada nivel, 1 por nivel, a menos que hayas entrado en una serie por partida rápida ya avanzada.

Por contra, digamos que el mundo de los infectados tiene otra baraja, la cual mete cartas negativas para el equipo, y también de recompensa de dinero (sí, hay dinero). Puede añadir niebla, infectados especiales, jefes… Es un poco cachondeo según las combinaciones, porque pueden complicar mucho la partida, pero generalmente considero que no son tampoco muy dañinas en cuanto a dificultad.

No es que sea un mal sistema, pero yo en lo personal estoy tan acostumbrado a Left 4 Dead, que casi prefiero sistema clásico, sin nada. Porque principalmente esto viene acompañado de otra cosa más, y es que las armas traen también novedades.

Armamento e infectados

Dentro de las novedades encontramos una caja de compra al inicio de cada nivel en la que podemos comprar salud, munición, piezas para armas, armas, y diferente equipamiento como botiquines, granadas, bombas… El dinero lo encontraremos en el mapa, y también se nos otorgará como recompensa por cumplir algún objetivo extra como llegar los 4 supervivientes al refugio. No es nada de otro mundo, pero creo que, por culpa de esto, disponemos de un sistema de armas más digno de un RPG que de un shooter de este estilo.

Tenemos 2 slots de arma, principal y secundaria, las cuerpo a cuerpo se asignan a las secundarias. La movida está en que las armas están diferenciadas por niveles de rareza y potencia, como si esto fuese un Battle Royale o un RPG, con el clásico blanco, verde, morado y naranja. Luego, además de esta diferenciación, encontramos que también se pueden equipar piezas a las armas siguiendo el mismo esquema. Las piezas las puedes encontrar en los niveles o bien comprar alguna en el baúl del inicio.

Hay muchas armas, eso lo confieso, o al menos parece que las hay si te vas a la galería de tiro, porque luego mientras juegas prácticamente siempre encuentras las mismas y alguna que otra la considero prácticamente inútil, algo que para mí deberían revisar mejor. Los rifles de asalto y ametralladoras ligeras son las más beneficiadas en esta entrega, principalmente por cómo actúan algunos de los infectados especiales.

Los infectados especiales, confieso que vienen en abundancia, algo que puede complicar la partida en muchas ocasiones y aparecen elativamente cerca de las posiciones del jugador. Hay variedad, no está mal en este sentido, aunque se parecen bastante entre ellos, diferenciándose más bien por las acciones que hacen que por su apariencia. Están clásicos como el vomitador, los que corren y te atrapan o los que te disparan para dejarte atrapado también, y luego los que se acercan para simplemente atracar. No es mucho, pero dan su juego, especialmente si tenemos en cuenta el otro modo de juego.

Modos de juego y sus problemas

Lo primero es que, a día de hoy, ha habido una gran actualización que modificaba un poco los modos de juego, como que la campaña para un jugador no desbloquease nada. Aun así, creo que está muy escaso y se podría mejorar de manera significativa, ya que sin ir más lejos no he podido jugar con un amigo en una serie privada, ha tenido que ser mediante partida pública.

Además de la campaña, que como digo, tiene sus fallos como que tenga que ser una lobby completa, solo tenemos partida rápida o crear nuestra serie y esperar que alguien se una. Encima hay que rezar por llegar al punto de control con el resto de compañeros, y que tengan la decencia de jugar de buena manera. Por otro lado, está el modo nube, que es básicamente el PvP del título en el que los equipos de infectados y humanos alternan bandos para ganar diferentes rondas. Reconozco que es un modo bastante gracioso y entretenido, y le da algo de vida al juego, aunque para mí el centro del juego sigue siendo su parte cooperativa.

Mi principal problema, es que creo que faltan modos como el modo arena, y algunos ajustes en la campaña para que sea disfrutable de una manera más relajada, sin necesidad de que existan esos puntos de control y se pueda escoger cualquier nivel. También el poder jugar con 1 amigo sin problema, sin necesidad de matchmaking, y terminar de pulir el modo sin conexión o un jugador. De la IA no me voy a quejar mucho porque es suficiente para jugar y pasarte el juego.

Conclusiones de Back 4 Blood

Back 4 Blood no es mal juego en absoluto y recupera bastante bien el éxito de Left 4 Dead repitiendo su fórmula. No todos los añadidos le sientan del todo bien, y de hecho se están modificando bastantes cosas con los parches que están por venir, pero en general es un buen título con el que echarse unas buenas horas con los amigos como en los viejos tiempos. Con el tiempo tendremos más contenido de campaña, personajes e infectados, por lo que veremos en que se acaba convirtiendo, pero de momento es poco contenido, dando casi a entender que ha salido prematuramente. Solo el tiempo dirá donde se queda Back 4 Blood, aunque de momento tiene bastantes jugadores concurrentes, también gracias a salir en Xbox Game Pass.

Nota: 7/10

*Análisis hecho con una clave de Steam que nos ha otorgado Warner Bros Games Spain, a quien le damos las gracias por la oportunidad.

*Esto es un análisis antiguo que escribí en InformeGamer.es, por eso no hay imágenes.

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *