29 de febrero de 2024
PowerBeatsVR análisis

Análisis PowerBeatsVR – Meta Quest 2

PowerBeatsVR – Mantén y mejora tu forma física

La realidad virtual es un campo que, sin duda, tiene muchos propósitos a largo plazo. Últimamente, se van viendo bastantes mejoras en cuanto a tecnología, pero todavía queda por explorar y, aunque gran parte es dedicado puramente a videojuegos, también existen en el mercado otras alternativas, especialmente dentro de lo que es el mercado del físico. Y no, no me refiero a ediciones físicas, sino a la condición física de las personas, mercado en el que entra PowerBeatsVR. Esta aplicación, en parte videojuego, está destinada a que los usuarios puedan hacer sus sesiones de ejercicio más entretenidas y, especialmente, sin moverse de casa.

Poniendo un poco de contexto

Lo primero de todo, me gustaría aclarar que este juego ha sido probado en una persona obesa, no me acompleja decirlo, prácticamente 30 años y 127 kg. No es el público principal al que está destinado, pero sí quizá un público que puede usarlo para ayudar a bajar de peso y mantener una forma física en casa. De hecho, es el motivo por el que lo solicité al estudio, ya que antes estaba en el gimnasio para mantenerme un poco y bajar de peso, pero la economía no da y el tiempo, con una niña de 6 años, tampoco mucho, y no me gusta hacer todo corriendo. Así que sencillamente, poder hacer algo de ejercicio en casa, y de manera entretenida, es quizá mi mejor carta ahora mismo, ya que hay días que me pongo con ello pasadas las 12 de la noche…

Habiendo dicho esto y quedado claro el contexto bajo el que se ha analizado, vamos directamente a hablar de PowerBeatsVR y cómo podemos disfrutarlo en nuestras casas.

Ejercitando el cuerpo

PowerBeatsVR la verdad es que es un juego bastante sencillo con el que no tendremos que complicarnos las cosas. Una vez dentro, ajustaremos nuestra altura, escogeremos nuestra canción de entre las 24 disponibles, su dificultad, y pasaremos a la acción. Más adelante os hablaré de las maravillas del contenido añadido por usuario, que personalmente es por donde más gana el juego.

PowerBeatsVR análisis

Durante los niveles, el juego ofrece diferentes tipos de ejercicios mediante los distintoss obstáculos que nos van llegando desde el enorme portal que hay delante. Comenzando por lo más básico, son las bolas, que las tendremos que golpear con puñetazos, y pueden venir solas, dobles, en combo o potenciadas, necesitando hacer fuerza para golpearlas, aunque cuidado que las hay con pinchos, y si las golpeamos restan puntos. Las corrientes son unas líneas amarillas que tendremos que seguir con nuestras manos, bastante más sencillos realmente que las bolas, aunque hay que moverse un poco.

Luego, para un ejercicio más intenso, se añaden los muros. Estos pueden ser verticales, teniendo que desplazarte hacia un lado para esquivarlos, horizontales, esquivándolos con una sentadilla, y los que yo llamo de agujero, que tienes que hacer una sentadilla, pero tienes que colocarte justo en el hueco que hay. Y creo que no me estoy dejando nada, básicamente son ejercicios mezclados que hacen ejercitar todo el cuerpo.

PowerBeatsVR análisis

A esto se le añade también un total de 4 armas, comenzando con los puños como básica, y desbloqueando el martillo, escudo y un guante que carga energía. Para conseguirlas, simplemente tendremos que entrenar, y modifican ligeramente el gameplay volviéndolo más arcade o desafiante, según lo que utilicemos.

Eso sí, me gustaría aclarar que el juego te propone un área de trabajo, pero es modificable, no todos tenemos el mismo espacio para poder disfrutar de estos títulos. Ajustar este tamaño puede simplificar algunas cosas, pero eso no es todo, porque cuenta con bastante accesibilidad para según quien lo use.

PowerBeatsVR análisis

Personalizable en prácticamente todo

Si hay algo que me ha gustado de PowerBeatsVR es precisamente la cantidad de ajustes que se pueden hacer para ajustarse a nuestras necesidades. Como comenté, soy una persona obesa, y hay algunos ejercicios que acaban matándome un poco después de un tiempo, o que prefiero no llevar a cabo por seguridad. Sin ir más lejos, las sentadillas, si hago en exceso se me pueden resentir las rodillas, algo por lo que no me apetece pasar ahora, pero puedo aguantar lo que haga falta en otros ejercicios, ya que por suerte de cardio estoy bastante bien.

PowerBeatsVR está pensado, de manera principal, para gente que ya hace deporte y quiere complementar, se le nota de primeras, pero también se puede configurar para gente como yo. Los 3 niveles de dificultad de las canciones, son bastante notables, aunque no estén en todas. Siendo que principiante y avanzado, en lo personal, son asequibles a menos que tengas muchos problemas de resistencia, y experto para un auténtico reto.

PowerBeatsVR análisis

Luego, si hay ejercicios que, bien por condición física o espacio, no puedes realizar, hay modificadores como en BeatSaber. Te quitan puntuación, pero a cambio, puedes disfrutar perfectamente del juego. En mi caso, solo he tenido que desactivar muros, porque es lo que peor llevo por el espacio, y por lo dicho de la rodilla, pero hay más posibilidades. Se pueden desactivar las corrientes, hacer que no haya bolas dobles, quitar las bolas con pinchos, etc. También hay modificadores para hacerlo todo más intenso.

En lo visual, tenemos 4 fondos predeterminados, son suficiente y están bien, pero hay un par más como DLC. Aunque tranquilos, porque también permite cargar nuestros propios escenarios mediante el uso de diferentes Skybox que podemos encontrar por internet, o si tenemos el conocimiento, hacer la nuestra propia.

También podemos hacer un seguimiento de nuestros avances, añadiendo nuestra edad y peso, y objetivo de calorías que deseamos hacer cada día. Luego tenemos un menú que nos va recordando lo hecho durante las sesiones y un histórico, por lo que siempre sabremos cómo vamos.

PowerBeatsVR análisis

Canciones propias y con poco esfuerzo

Personalmente, la música que viene con el juego, no es del todo de mi agrado, pero más que nada por gustos personales. PowerBeatsVR nos ofrece la posibilidad de cargar nuestra propia música en nuestras Quest 2, en formatos MP3, OGG, WAV, y FLAC, y disfrutarla dentro del juego sin problema alguno. Y aunque esperaba alguna «barrera», PowerBeatsVR te facilita absolutamente todo el proceso, siendo básicamente automático.

Añadimos al almacenamiento de nuestras Quest 2 las canciones, y una vez dentro del juego, en la pestaña local, las tenemos. Antes de jugar cada una de ellas nos tiene que hacer una inspección mediante la cual determina la velocidad del beat, y luego nos da la opción de generar, de manera automática, todos los obstáculos. Para ello cuenta con un seleccionador en el que podemos marcar qué queremos añadir, si más de puñetazos, corrientes, oscilaciones, sentadillas o esquivas, y basándonos en eso, se hace automático, y bastante bien la verdad.

PowerBeatsVR análisis

Eso sí, si eres de los que son un poco más tiquismiquis y te gustaría diseñarte por completo tu propio nivel, puedes hacerlo con el editor que incluye, que es bastante completo y sencillo de utilizar. Como si quieres una canción que sean solo sentadillas, eso ya es tu responsabilidad.

Para finalizar, tienes la opción de crearte listas de reproducción, o más bien sesiones de entrenamiento. Puedes añadir las canciones que más te gusten por dificultad, generando una sesión que se vaya intensificando, o meterlas directamente intensas, con la opción de que sean aleatorias, que no haya pausa entre canciones, o que se queden en bucle hasta que el cuerpo aguante.

Conclusiones PowerBeatsVR en Quest 2

PowerBeatsVR es una muy buena idea para mantenerte en forma, adelgazar y hacer ejercicio de forma entretenida. Hay competidores en el mercado que, sin quererlo, también te hacen hacer ejercicio en cantidad como Until you Fall o el mismísimo BeatSaber, pero son más juego que aplicación. PowerBeatsVR se decanta más por ser una aplicación de ejercicio, y funciona bastante bien, con buena cantidad de ajustes personalizables y apto para todos, y además con un único pago. Personalmente, me ha gustado bastante, creo que alguno entorno extra de serie y quizás, algunas canciones más de base, no le irían mal, aunque se soluciona de una increíble manera con lo que nosotros queramos añadirle, siendo esto, además, absurdamente fácil y sencillo de hacer. Sinceramente, hacer ejercicio al ritmo de Doom, NieR o la genial banda sonora de Let It Die, no tiene precio.

Nota: 8/10

*Este análisis ha sido realizado con una copia digital proporcionada por Five Mind Creations.

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *