25 de febrero de 2024
Blasphemous 2 análisis

Análisis Blasphemous 2 – PS5

Blasphemous 2 – Más y mejor

El equipo de The Game Kitchen nos sorprendía a todos en 2019 con el lanzamiento de Blasphemous, un juego estilo metroidvania con cierto toque «souls» que usó la Semana Santa y lo que es la cultura religiosa andaluza para crear su universo. Hay que decir que fue todo un éxito y se considera de los mejores videojuegos originales hechos en nuestra tierra, pero también confieso que fue un título que dejé a medias por temas jugables… Sin embargo, he podido experimentar la penitencia de Blasphemous 2 mucho antes de su estreno, y he podido apreciar cambios suficientes para que, esta entrega, me haya tenido obsesionado durante su análisis. Así que sin mucho más que añadir, vamos directos con el análisis de Blasphemous 2, que es para lo que estamos.

El renacimiento del Penitente

En cuanto a nivel de historia, no estoy 100% seguro porque me he informado a base de internet sobre los acontecimientos de Blasphemous 1 y podría estar equivocado, pero esta nueva entrega toma lugar a partir de final implementado posteriormente en el juego. Un misterioso corazón gigante ha aparecido sobre la Ciudad del Santo Nombre, enviado desde los cielos, pareciendo ser que el Milagro va a dar a luz un nuevo hijo. Nuestra misión, como el penitente renacido, será detener el alumbramiento del nuevo hijo y poner fin al ciclo, haciendo así que el Milagro deje de manifestarse, o al menos intentarlo. Para los que no hayan jugado la primera entrega, deciros que no pasa nada, podéis jugar Blasphemous 2 sin problema, se disfruta, pero sí es recomendado para entender algunos detalles y disfrutar de algunas localizaciones.

Para avanzar en Blasphemous 2, una vez más, tendremos que derrotar a tres jefes principales antes de continuar al camino final. Esta vez, es el turno de la archicofradía, la cual está formada por diferentes hermandades cuyos jefes son: Orospina, Benedicta, Odón y Lesmes. Después de esto, vendrá un camino todavía más largo por completar, mediante el cual terminaremos de explorar a fondo el juego y todas sus posibilidades, haciendo de Blasphemous 2 un título muy completo.

Blasphemous 2 análisis

En cuanto a si te enteras o no de la historia, diría que es decisión del jugador prestar la suficiente atención. Parte se nos cuenta de manera totalmente directa al hablar con algunos NPCs, derrotar jefes y las cinemáticas, pero para entender el lore al completo tendremos que prestar atención a las descripciones de los objetos. A estas podemos acceder desde el inventario sin problema en todo momento, y si no me equivoco, todo objeto cuenta con su parte de lore. Personalmente, lo encuentro perfectamente a la altura de cualquier juego de los que toma inspiracion, por no decir, que es de los más completos en este sentido, algo que también hereda de su primera entrega. Vamos, que si os gustó la primera entrega, id de cabeza a por esta.

Un mundo de backtracking y secretos

Una de las mayores diferencias que tiene Blasphemous 2 respecto a su antecesor, y respecto a otros del género, es que el punto de partida tiene tres opciones diferentes. Al arrancar, el juego nos deja escoger entre tres armas diferentes, al escoger una, las otras dos tendremos que buscarlas por el mundo:

  • Sarmiento y Centella: un juego de estoques, rápidos, y que permiten usar daño eléctrico, orientado a un estilo de juego «no-hit». Permite al Penitente usar los teletransportes de los espejos.
  • Ruego al Alba: una espada capaz de absorber nuestra sangre para potenciar sus ataques y es la más equilibrada (ideal si es tu primera vez). Permite quitar las raíces que hay en algunos lugares.
  • Veredicto: un incensario que no permite el bloqueo, pero a cambio podemos potenciar con fuego y tiene más rango de ataque que el resto. Permite al penitente tocar las campanas.

Blasphemous 2 análisis

Dependiendo de cuál de estas tres armas escojamos en nuestro inicio, podemos acceder o no a algunas áreas antes que a otras. Esto hace que no todos tengamos una partida igual de primeras, pero también potencia el backtracking, además de estar bastante bien pensado. En mi caso, escogí Sarmiento y Centella, porque soy mucho de jugar rápido. Es más, un ENORME consejo que os puedo dar y que el juego también lo da, es que uséis los marcadores del mapa para marcar absolutamente todo lo que encontréis sospechoso o no podéis acceder en ese momento, esencial si queréis un 100% sin tener que perderos rebuscando.

El tamaño del mapa y variedad de localizaciones también es bastante buena, y me arriesgaría a decir que anda en tamaño similar e incluso un poquito más. Recorrer un poco de principio a fin, me llevó unas 6 horas, y antes de enfrentarme al jefe final, acabé echándole catorce horas a base de explorar todo minuciosamente y ni siquiera lo acabé al 100%. Al momento de escribir este análisis, lo tengo al 99% con 20 horas (con ganas de empezar otra partida para verificar algunas cosas).

Blasphemous 2 análisis
Lo del vicio no es broma

De hecho, algo que me ha motivado bastante a explorar cada rincón oculto, es que lo he notado más metroidvania “clásico” y, además, con un movimiento mucho más fluido. El diseño de niveles, junto a la mezcla de habilidades, bastante extensa, da lugar a mucho backtracking, pero que acaba siendo recompensado en todo momento. Partiendo de la base, de que no todos los NPCs necesarios están necesariamente en la Ciudad del Santo Nombre, y hay algunas cosas que no quedan muy explicadas, o al menos yo no me he enterado, por lo que toca prestar mucha atención.

Tienes a las hermanas cobijadas para mejorar el Prie Dieu si les donas, puedes buscar a los treinta y tres querubines, encontrar nuevos rezos, cuentas para el rosario, Puntos de Martirio (moneda de mejoras), Lágrimas de Enmienda (moneda principal), objetos clave o simplemente un secreto. Da igual a donde vayas que antes no podías acceder, si ahora puedes, siempre encontrarás algo que te resulte útil o satisfactorio. Además, acabas con viaje rápido entre Prie Dieu, además de los clásicos teletransportes entre puntos definidos, haciendo más fácil esta tarea de inspección.

Combate mucho más pulido y fluido

Sin lugar a dudas, una de las cosas que más me ha convencido a seguir jugando Blasphemous 2 de principio a fin, y que el primero no consiguió hacer, es su combate. Entiendo perfectamente el sistema del primero y su razón de ser, pero estoy demasiado acostumbrado a títulos con cierta fluidez en el combate, y el primero se me hacía lento, mientras que la mejora en esta segunda entrega es notable y resuelve todos mis problemas.

Blasphemous 2 análisis

Lo primero de todo es que ahora contamos con armas diferentes, lo que ya hace que el estilo de juego de cada uno sea distinto. Como dije antes, yo escogí de inicio Sarmiento y Centella, los estoques, porque sencillamente son rápidos y aprovechan la esquiva para hacer más daño, convirtiendo el combate en algo rápido y fluido. Pero es que, además, puedes atacar en diagonal, lo cual es un plus. Sin embargo, Ruego al Alba también se acabó ganando un hueco en m arsenal, pues es equilibrada y también hay cierta fluidez en sus combos, permitiendo un combate muy satisfactorio. La que sí que no he usado es Veredicto, aunque cuenta con gran daño y rango de ataque, se me hace simplemente aburrido usarla, no es para nada mi estilo.

A los tres tipos de arma, hay que sumarle la facilidad de ir completando sus árboles de habilidad. En esta ocasión, las armas se mejoran mediante Puntos de Martirio, los cuales obtenemos a base de matar a todo lo que nos interponga o bien como recompensa. Eso sí, tienen un total de tres niveles distintos, y para desbloquear los dos que faltan, hay que encontrar su potenciador. Lo bueno es que realmente estas mejoras acaban afectando bastante al arma y su uso, así como la capacidad de hacer combos de las mismas. En mi opinión, todo un acierto el implementar diferentes armas.

Blasphemous 2 análisis

Las tres armas se complementan con las habilidades activas del penitente, las cuales se activan a base de fervor. Esta vez contamos con dos tipos de rezos: versos y cantos. Los versos son habilidades rápidas que el penitente puede usar prácticamente en cualquier momento, gastando fervor, y que ayudan más de lo que parece en combate. Los cantos también son habilidades, aunque requieren de más gasto, y se ejecutan de una manera algo más lenta. Siempre podemos tener uno de cada tipo equipado para utilizarlos a nuestro gusto, siempre y cuando la culpa que dejamos al morir no nos tenga el fervor ocupado.

La cosa es que, entre las tres armas y sus combos, junto a los rezos, las habilidades de movimiento del penitente como el deslizamiento o el uso del bloqueo y contraataque, y ese aumento de fluidez general, el combate de Blasphemous 2 es satisfactorio.

El Penitente y su equipamiento extra

Además de los ya mencionados rezos y las armas, el Penitente tiene otras opciones de mejoras de cara al combate. La primera, y ya conocida, son las cuentas del rosario, el cual se puede mejorar para equipar un total de 5 cuentas. Entre las bonificaciones que estas otorgan al Penitente, se centran mucho en la parte defensiva, tanto física como elemental, y algunas cosas más como conseguir más Lágrimas de Enmienda o Puntos de Martirio, e incluso si tenéis paciencia, os chivarán las salas con secretos.

Blasphemous 2 análisis

Aunque la mejor parte, se la lleva el Retablo de Favores, un conjunto de hasta ocho estatuillas en parejas de dos que el Penitente cargará en su espalda y le otorgará bonificaciones de todo tipo, además de algunas especiales si llevas dos que tengan sinergia entre ellas. Estas afectan generalmente más al daño del Penitente, con posibilidad de mejorar el daño crítico, potenciar el daño elemental, mejorar la esquiva o el bloqueo, entre otras. Podemos decir que es el sustituto a los corazones y reliquias de la primera entrega.

Eso sí, si queréis haceros con todas las estatuillas del Retablo de Favores o con todas las cuentas del rosario, tendréis que jugar e inspeccionar cada rincón, así como intentar completar todas las peticiones que nos hagan los NPCs. Y bueno, por supuesto, podemos aumentar nuestra salud, fervor y los Matraces Biliares.

Enemigos, jefes y su dificultad

Tengo clarísimo que la dificultad en este tipo de juegos, puede llegar a ser subjetiva, ya que depende un poco de la habilidad del jugador y de, hablemos claro, cabrones que puedan llegar a ser los enemigos y jefes. En mi caso, creo que no puedo hablar de una dificultad alta, más bien tirando a normalita y justa. Los enemigos suelen ser sencillos y sin muchos movimientos de ataque realmente, por lo que son fáciles de memorizar para esquivar, y la variedad está justita, incluso hay algunos enemigos que vienen de la primera entrega y otros que son versiones «más difíciles» de los que ya existen.

Blasphemous 2 análisis

Los jefes tampoco me han resultado muy complicados, aunque soy un jugador con experiencia en el género, algo que quieras o no, siempre se nota. Están bien diseñados y no son casi nada injustos, dejan ventanas abiertas para atacar y, si no, te la buscas tu gracias a la variedad de equipamiento disponible. Alguno de ellos he llegado a derrotarlo incluso en el primer intento, pero el resto no he tenido que repetir muchos intentos para vencerlos, algo que también agradezco, sinceramente. A veces uno no tiene tiempo para estar practicando un combate y quedarse atascado, puede ser frustrante.

Ahora, si algo me ha dado más de un quebradero de cabeza en más de una ocasión, es el daño al colisionar enemigos. Es una mecánica que, de por si, no me gusta, aunque haga falta porque si no matar algunos enemigos sería demasiado fácil. La cosa es que aquí sí que me ha dado problemas, principalmente al usar el deslizamiento con Sarmiento y Centella, con algún enemigo que me ha dejado contra la pared, alguna vez que entre 2 me han hecho tremendo combo a base de empujarme de uno a otro e incluso sin querer en algún jefe. Creo que, de hecho, que es lo único que me ha tocado un poco la moral a la hora de pelear.

Una experiencia audiovisual

Al igual que la primera entrega, Blasphemous 2 nos trae su principal apartado gráfico hecho en pixel art con todo lujo de detalles, bastante bonito, colorido y terroríficamente perturbador en algunos momentos. Es cierto que, como persona de poco viaje y 0 interés religioso, no puedo decir cuanto han plasmado de cosas de la vida real al videojuego, eso se lo dejo a quienes tengan más cultura que yo. Lo curioso es que esta vez para las cinemáticas se han hecho en arte 2D, sin pixel art, y aunque tampoco están nada mal, yo sigo siendo fan del pixel art.

Blasphemous 2 análisis

Respecto al apartado sonoro, he de decir que también está a la altura. Cada zona por la que vamos explorando contará con su música ambiental, a veces más movidita o más calmada, pero siempre muy acorde a lo que tenemos en pantalla y representa esa área. Los jefes, por su parte, cuentan siempre con temas que podemos decir, prácticamente, que motivan a estar concentrado. Y bueno, algo que me parece sumamente importante, y que siempre aporta, da igual el juego, es un genial doblaje a nuestro idioma desde el momento de su salida. 

Ya sabéis que, como no soy un entendido de estos temas hablo poco, pero sí que puedo hablar de que la versión jugada, al ser mucho antes de su salida, he encontrado algun fallo. Han sido muy pocos, pero por ejemplo he llegado a caerme al vacio atravesando el mapa e incluso he solapado algún menú por algunos momentos, realmente nada importante. Es más, al momento de escribir este análisis, ha habido una actualización, que como comprenderéis no voy a repasar entera, pero ya he visto bastantes cambios, así que deduzco se habrán arreglado fallos.

Conclusiones análisis de Blasphemous 2

Sin lugar a dudas, Blasphemous 2 es una mejora respecto a su primera entrega. Prácticamente todos los aspectos pasan a una mejor posición, aunque de algunos tampoco puedo hablar mucho al no haber acabado la primera entrega del todo, pero en comparativas, creo que sale ganando Blasphemous 2 con creces. El diseño de nivel, exploración y progreso por él me ha parecido todo un acierto, que junto a la mejoría de fluidez y combate, lo convierten en una experiencia muy entretenida y satisfactoria. La historia por su parte, cuenta de nuevo con una genial ambientación, aunque cuesta un poco terminar de hilarlo todo, pero es un poco la gracia en estos juegos, ponerte a entender todo de principio a fin. Por supuesto, también cuenta con un buen apartado gráfico y sonoro, pero a destacar, sin duda, que el doblaje a nuestro idioma está disponible desde el día 1. Vamos, que no seáis tontos y os hagáis con Blasphemous 2, que no vais a tener que hacer penitencia ninguna.

Nota: 9/10

*Este análisis ha sido realizado con una copia digital proporcionada por Team17.

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *