19 de mayo de 2024
Serious Sam: Tormental

Análisis de Serious Sam: Tormental – PC

Serious Sam: Tormental –  La locura desde otro plano

La serie de videojuegos Serious Sam es ya bastante longeva, y la comunidad de modders y fans del título es bastante. Hace no demasiado os trajimos el análisis de una nueva entrega, a forma de expansión, hecha por modders en base al último título: Siberyan Mayhem. Hoy, por otro lado, os traigo el análisis de Serious Sam: Tormental, un juego hecho por fan que convierte el shooter en un roguelite, inspirado por grandes del género como Enter the Gungeon, Nuclear Throne o The Binding of Isaac. Se ha pasado durante un tiempo en acceso anticipado en Steam, por lo que supuestamente se ha ido mejorando en base a lo que los jugadores han ido sugiriendo, y en estos días ha llegado a nosotros la versión 1.0, la cual es la que hemos jugador. ¿Podrá Sam enfrentarse a este nuevo género? Descubre qué te espera en Serious Sam: Tormental con este análisis.

Atrapados en el bucle de Mental

Con todas las cosas a las que se ha enfrentado Sam, y siendo atrapado en tantos universos, ahora le llega el turno a Mental, una misteriosa identidad que nos tiene atrapados en un bucle. Como es costumbre con Sam, su objetivo es acabar con Mental y que todo vuelva a la normalidad, aunque en el camino tendremos que rescatar a unos cuantos amigos, pelearnos con un montón de enemigos y jefes, y evitar muchos peligros en el camino.

Hay que decir, por adelantado, que es un juego bastante modesto, no se complica en exceso ni existe una tremenda variedad como en los títulos mencionados. De hecho, la propia narrativa del título, supuestamente desarrollada de mejor manera con la versión 1.0, se basa en entregar llaves en el arsenal de Mental, una zona dónde desbloquearemos nuevo contenido para nuestros bucles.

Y no voy a engañar a nadie, desconozco si el final del juego es entregar todas las llaves a Mental y desafiarlo, o qué, ya que hasta el momento solo he llegado a acceder al nivel 3 del bucle, lo que implica completarlo 2 veces seguidas sin descanso. Aun así, creo que es más que suficiente para hablar sobre cómo funciona y qué me parece.

Cosas que saber antes de cada bucle

Antes de empezar cada bucle, podemos darnos una pequeña vuelta por una zona que sirve de punto clave para acceder al arsenal de Mental, hablar con algunos NPCs que vendrán aquí al encontrarlos en el bucle y cambiar de personaje. Se pueden hacer otras cosas como consultar el conocimiento desbloqueado sobre el mundo, las armas o las mejoras, así como aceptar algunas misiones o entrar en los «bucles desafío» con ajustes prestablecidos.

Cabe destacar que los personajes los desbloqueamos mientras jugamos, desbloqueando sus pasajes con unas llaves doradas que ahora explicaré como se suelen conseguir. Si hay algo que ya os digo y que me ha gustado, es que realmente cada personaje tiene su propio estilo de juego, ya que cuentan cada uno con su arma y habilidad especial. Sam, por ejemplo, cuenta con una pistola y la habilidad de salto,  Netrisca tiene la «Forcesphere» y un lanzadiscos, Bulb electrocuta en cadena… Es muy diferente jugar con cada personaje, y eso la verdad, se agradece bastante.

El problema viene en que el juego son únicamente 5 niveles con un par de fases cada uno, lo que hace que sea un poco repetitivo, y más si tenemos en cuenta que el juego funciona en un bucle, por lo que, al llegar al final, volvemos al inicio. Y sí, las áreas se generan de forma aleatoria, pero acaba siendo el mismo bioma por lo que tampoco cambia mucho el asunto. Algo que creo quizá podría haberse mejorado, porque aunque en los siguientes bucles haya cambios en los enemigos, al final «ya lo tienes visto todo».

Al final, la idea de cada bucle que jugamos es: llegar lo más lejos posible para adquirir mayor conocimiento y descubrir nuevas cosas o terminar alguna misión para conseguir llaves para el arsenal de Mental. Una buena opción que nos brinda el juego es jugar con «moods» activados, que son modificadores de juego que aumentarán nuestro multiplicador de puntuación, como por ejemplo hacer que las armas principales usen munición, que haya mas balas pero puedas devolverlas con ataques físicos, o que mismamente solo hagas daño cuerpo a cuerpo y las armas apenas funcionen. Dicho esto, vamos a ver un poco de cómo se juega.

No dejes nada con vida

Dentro de lo que es el género del roguelite, no es que sea algo innovador, sino más bien pequeños resquicios de todos esos juegos que han sido un éxito en este tiempo. Tenemos la clásica vista desde arriba en perspectiva, y un control que también es bastante estándar. Si usamos un gamepad para jugar, es al más puro estilo twin-stick shooter, y si usamos teclado y ratón, lo básico de apuntar con el ratón a dónde queremos disparar. Luego, como dije, cada personaje tiene su habilidad especial y la opción de rodar, que en este juego no nos inmuniza, pero se le da otro genial uso.

Los enemigos no es que me hayan parecido difíciles, especialmente si tenemos en cuenta que son fáciles de matar al tenerlos en rango y fáciles de esquivar si tienes activado el poder devolver los disparos con el cuerpo a cuerpo, aunque haya muchas más balas. El principal problema de la dificultad reside en los peligros constantes que hay en los niveles, como son las bombas y los pinchos, que llegado cierto punto del juego todo se vuelve bastante locura y acabas perdiendo de vista esa bomba que tenías justito al lado y al final te la comes, también que te puedes hacer daño con algunas de tus propias habilidades si no tienes cuidado.

La cosa está en que hay 2 tipos de «moneda» en el juego a tener en cuenta: llaves doradas y los «figment», que vendría a ser la moneda de toda la vida. Las monedas permiten comprar antes de cada jefe mejoras, mientras que las llaves permiten abrir diferentes cofres que hay por los niveles, así como comprar en las máquinas expendedoras o desbloquear personajes. Para conseguir estas últimas, está más complicado, ya que se pueden adquirir de varias formas, como suele ser la recompensa de sala, pero también por ejecutar las muertes brutales. Estas se realizan a enemigos grandes y jefes, cuando están a poca vida, emiten un brillo amarillo y tenemos que atravesarlos con una voltereta, así nos otorgarán mejores recompensas, como llaves.

En cuanto a las armas, existen las principales de cada personaje y las «serious», que son las especiales. La principal de cada personaje se ira modificando con mejoras diferentes que otorgan los jefes al derrotarlos, aunque también pueden llegar a conseguirse, con suerte, mediante la compra de ellas. Hay bastante variedad, desde disparos a ráfagas, a disparos de hielo, fuego, teledirigidos, convertir el arma en una escopeta, una ametralladora… Hay muchas opciones, y se pueden ir combinando, así que lo mejor es ir probando.

Por otro lado, las «serious», son armas muy poderosas que podemos encontrar simplemente explorando o comprándolas en su mercader correspondiente si lo encontramos. Estas siempre utilizan munición, por lo que su uso es limitado, y dependemos de encontrar más, aunque hay unas cuantas mejoras que prácticamente aseguran que siempre tengas alguna que otra bala disponible. Aquí es donde encontramos el clásico arsenal pesado y de lo más dispar de la saga, como son los lanzacohetes, escopetas, ametralladoras pesadas,  lanzadores de energía, etc. Aviso que estas no se mejoran como tal, pero si aprovechan ciertas bonificaciones pasivas.

Muchas mejoras, pero que se notan poco

Cuando estás jugando a un roguelite, esperas que las mejoras que se pueden conseguir sean algo consistentes y de peso, que no se queden en simples upgrades que rellenan el inventario. En Serious Sam: Tormental creo que pasa un poco esto de que hay muchas mejoras, pero que la mayoría no se terminan de usar o aprovechar, ya que su utilidad es bastante poca en ocasiones. Actualmente tengo un 52% del juego completado, en apenas 6 horas de juego, y cuando hago una partida consigo muchas mejoras, pero realmente no les veo tanta utilidad.

Dependes mucho de tu habilidad, sí, y algunas mejoras hacen que terminarte un bucle sea más fácil, pero vamos a poner que, de 20 mejoras que te aparezcan, solo acaban valiéndote o que se noten que las tienes 3, algo que personalmente no me convence mucho. Cuando juego este tipo de títulos quiero que, si obtengo mejoras, me sienta más poderoso, pueda cambiar mi estilo de juego, o incluso me fuercen a ello. Serious Sam: Tormental deja este poder más en el lado de los personajes, que en las propias mejoras que puedan recibir, y no me convence. Al final es super sencillo ir con Bulb y, simplemente, tirar hacia delante electrocutándolo todo y dependiendo de que te salgan las mejoras específicas para su ataque. Es más, es que Netrisca tiene bastantes mejoras específicas que puedes conseguir en cada partida, pero ni siquiera les he encontrado una utilidad interesante.

No sé, quizá no tengo mucho juego desbloqueado realmente, pero como que este apartado se queda muy atrás. Es mucho más importante que te caiga una buena arma Serious, y saber usar tu personaje, que el aprovecharse de las mejoras que después puedes adquirir mientras juegas.

Conclusiones de Serious Sam: Tormental

Serious Sam: Tormental es un roguelite bastante sencillo y divertido de jugar, algo que la verdad, no le puedo negar. Quizás no es muy extenso ni goza de gran contenido comparado con otro de sus grandes del género, pero por 9,99€ tampoco podemos pedirle mucho más. Goza de una buena base jugable y cuenta con una buena base de personajes jugables y variedad de armas como para que al menos se pueda rejugar sin aburrir, aunque visualmente sí puede hacerlo debido a la escasez de biomas. Si lo tomamos como un  roguelite desenfadado con el que pasar unas buenas tardes, cumple bastante bien, de hecho consigue lo mismo que los juegos de Serious Sam FPS, no los juegas por la historia, si no por pasar un buen rato.

Nota: 7.5/10

*Análisis hecho con una clave que nos ha dado Cosmocover, a quien le damos las gracias por la oportunidad.

*Esto es un análisis antiguo que escribí en InformeGamer.es, por eso no hay imágenes.

Foto del avatar

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *