21 de febrero de 2024
Homebody análisis

Análisis Homebody – PC

Homebody – El bucle mortal

Siguiendo con la tradición de juegos de terror independiente por aquí, ahora es el turno de Homebody, del cual me enteré de su existencia gracias a que Reverb Inc me mandó un correo presentándomelo y preguntando si quería recibir una clave. Este videojuego de terror, al igual que The Tartarus Key, se trata de una mezcla entre terror y puzles, con la diferencia de que aquí hay todavía más carga respecto a la narrativa/historia del título, aunque confieso haberlo acabado sin terminar de entenderlo al 100%. Es un título muy críptico en este sentido, toca leer mucho, hablar con nuestros compañeros e intentar encajar en todo momento los puntos. Pero bueno, no me voy a andar con muchos más rodeos antes de empezar el análisis de Homebody, así que vamos a hablar de esta otra joya.

Amistades, salud mental, soledad…

Comienzo con ese subtítulo para hablar de la historia, porque creo que son algunos de los temas que se tratan a través de Homebody. Todo comienza con el viaje a una reunión de viejos amigos para ver una lluvia de meteoritos, muchos de ellos no se han visto en tiempo, otros tienen comunicación constante… sin embargo, Emily, nuestra protagonista, lleva prácticamente más de 1 año sin saber nada de nadie. A esto, se le suman las viejas heridas emocionales que hay entre ellos, porque como todos sabéis, siempre hay rifirrafes en las amistades a largo plazo. Y no se nos explica en exceso, pero Emily padece de más de algún tipo de ansiedad social, trastorno obsesivo-compulsivo y, seguramente, acompañado de depresión, por lo que podemos acabar experimentando a lo largo del título.

Nuestros amigos han alquilado una casa en un lugar alejado para ver la lluvia de meteoritos y nosotros ya estamos llegando tarde. No ha pasado nada en el camino, pero nos hemos detenido en mitad de la carretera porque no sabíamos como iban a reaccionar los demás a nuestra llegada ni como reaccionar ante ellos. Ha sido mucho tiempo, y bueno, nuestros pensamientos intrusivos no van a ayudarnos mucho. Aun así, hacemos el esfuerzo de terminar el viaje, y aunque nos reciben ligeramente bien, no todos lo hacen precisamente con agrado.

Homebody análisis

Por suerte, o por desgracia, todo esto se ve interrumpido al poco de llegar a la casa por un misterioso corte de luz en la casa. Al poco, un misterioso asesino hace presencia en la casa y, en cierto modo, acaba con la tensión sobre tener que tratar con nuestros amigos, para crear una nueva, la de sobrevivir. Y realmente, todo comienza la primera vez que morimos, pues comienza un extraño bucle en el que tendremos que ir descubriendo como escapar de la casa, resolviendo un montón de puzles e indagando en nuestra mente.

Una historia difusa

Si bien me parece bastante interesante todos los temas que se abordan, me preocupa que nunca se digan de manera explícita porque puede dar lugar a muchas confusiones, además de algunas partes que la traducción, sospecho que no es la más correcta. Además de las conversaciones que podemos tener con nuestros amigos antes de que mueran en cada bucle, que arrojan algunos pequeños datos, también contamos con las visiones/flashbacks que hay entre bucles de cuando Emily ha estado otras veces con sus amigos. Podemos incluso apreciar como realmente, a Emily, no la termina de entender todo el grupo, y muchas situaciones le generan todavía más ansiedad.

Homebody análisis

También en muchos de estos “recuerdos”, por así decirlos, podemos apreciar las relaciones que tiene Emily con sus amigos, pero sobre todo, con ella misma. No todo es bonito, y ella parece también tener comportamientos que mejorar, lejos de sus problemas. Sin embargo, a la vez que tenemos esta narrativa sobre Emily y su grupo de amigos, tenemos la del Sr. Nest, antiguo dueño de la casa y que nos ayudará en cierto modo a entender qué ha ocurrido anteriormente y a escapar. Aunque eso sí, apenas le he dado importancia a esta, más allá de ver reflejados algunos aspectos en el grupo de amigos.

Y a ver, aunque insisto, Homebody me parece que cuenta con una historia importante, especialmente para aquellos que ya tenemos cierta edad y aun así, nuestras relaciones nunca han sido lo que mejor se nos ha dado en la vida. De hecho, diría que por desgracia me he visto reflejado en muchos aspectos con la protagonista, pero para eso ya iré al psicólogo y no os daré la chapa en un análisis. Hay muchos problemas presentes relativos al propio hecho de crecer, cada uno seguir su camino, los problemas personales y mentales de cada uno… Pero lo que me ha repateado un poco, es el final del juego, siendo bastante seco y nada explicativo del conjunto, dejando que todo lo que yo os comento, sea a pura interpretación en gran medida.

Anota, muere y resuelve

Bueno, regresando al tema jugable, os comento un poco lo que nos encontramos. El juego se resuelve a base de ir completando diferentes puzles por casa antes de morir en cada bucle, sencillamente, para poder anotar las soluciones de cara al siguiente. Una vez que conseguimos una pista o resolvemos uno de los acertijos, nos guardaremos una “foto” con ello en nuestro álbum de recuerdos. De esta manera, al bucle siguiente, podemos atajar los caminos y llegar al siguiente acertijo de una manera más eficiente hasta dar con la solución final y acabar el título.

Homebody análisis

La calidad de los puzles, considero que es bastante buena. Al igual que pasaba con The Tartarus Key, los hay más de usar la lógica y otros de respuestas implícitas en documentos, por lo que siempre hay que inspeccionar todo y estar atentos. Generalmente, diría que son algo más sencillos que los de la comparativa, pero igual de buenos, porque te hacen estrujar el cerebro en más de una ocasión. Además, aquí tenemos el plus de que hay que resolver todo mientras un asesino viene a por nosotros, porque el tiempo pasa aún que estemos en el menú del puzle.

Sinceramente, ha sido la parte del juego que más me ha gustado, porque con alguno que otro me he atascado, y eso absurdamente es lo que busco con estos juegos. Perderme 20 minutos para encontrar la solución, y que luego sea una tontería, me faltase algo o simplemente no encontraba el punto. Y es que si buscas ese punto de buenos puzles y pensar, sin duda, Homebody es uno de los títulos a tener en cuenta.

Homebody análisis

En cuanto al asesino, tiene su rutina y tampoco es que haya mucha carga de “terror” respecto a esto, siendo todo bastante tranquilo e incluso sin jumpscares. Es una entidad más necesaria para generar los bucles, aunque Emily también puede morir por otras causas…

Un vistazo al pasado, con el ojo en el presente

Entre todo esto, Homebody es también un vistazo a muchos títulos clásicos, tanto por el lado de los puzles como por el apartado gráfico, el cual incluso recurre a cámaras fijas para crear algunos momentos de tensión. También tenemos ese rollito de juego sacado de la época de PlayStation 1 pero, obviamente, en una resolución actual y con muchas modernidades, pero carga poligonal baja y mucho pixel. Y hay que decir, que la verdad se ve bastante bonito y con bastante detalle pese a llevar este rollo. Donde más veo que destaca, en todo esto, es en las “cinemáticas” surrealistas que tenemos en muchos momentos entre bucles, que bueno, hasta podéis asociar a obras como Twin Peaks.

Por otro lado, donde quizá más me ha pinchado, es que es un juego también muy callado. No cuenta con doblaje y la banda sonora es prácticamente inexistente, sirviéndose más de únicamente los efectos de sonido y los ambientales. No tengo anda en contra de esto último, lo que genera es muy buena atmósfera, pero quizá alguna cancioncilla de fondo no hubiese estado de más, aunque fuese durante muchos de los diálogos. Es que ahora mismo, creo recordar que solo tenemos una melodía muy suave de piano, y no doy con el momento exacto.

Homebody análisis

Conclusiones del análisis de Homebody

Homebody para mí, ha sido un título un tanto duro y especial, por los temas que trata, no os voy a engañar, me ha dado fuerte en la cabeza con algunas cosas. Me hubiese gustado una historia con bastante menos rodeos y más literal, menos figurativa, y con un final más aclaratorio, aunque aun así, con todo eso, ha conseguido removerme cosas, por lo que no consideraré que sea algo malo. En lo jugable, es todo un regreso a los buenos puzles/acertijos en los que tener papel y boli, solo que, por suerte, ese trabajo ya lo hace el juego por nosotros. El concepto del bucle para ir avanzando en cada intento un poco más, me parece bastante interesante y está bien explotado, aunque por desgracia, el asesino, me parece meramente un obstáculo sin más. Vamos, sin duda es un juego que recomendaría a poco que te esté llamando la atención, el género, o Homebody en sí.

Nota: 9/10

*Este análisis ha sido realizado con una copia digital proporcionada por Rogue Games Inc.

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *