25 de mayo de 2024
Welcome to paradiZe review

Review Welcome to ParadiZe – PS5

Welcome to ParadiZe – Zombis, los aliados de la humanidad

El equipo de desarrollo de EKO Software nos trae su nueva aventura de supervivencia Welcome to ParadiZe, y digo nueva porque son los mismos que nos trajeron How to Survive. Welcome to ParadiZe nos llevará a una ficción en la que tras un tiempo de una epidemia zombi, una empresa consigue tecnología capaz de controlarlos, de manera que crean una urbanización en la que básicamente los explotan para realizar todo tipo de trabajo. El objetivo de nuestro protagonista: escapar de los horrores del resto del mundo y llegar allí. ¿Será ParadiZe el verdadero paraíso? Eso es algo que intentaré descubriros mediante esta review, ya que creo, dependerá del tipo de jugador que seas y la experiencia que busques.

El paraíso no es lo que esperábamos

Quizás una de las cosas que no me quedaba muy clara, era como funcionaba realmente Welcome to ParadiZe. Ha habido muchos tráileres y vídeos, y entre unos y otros, yo pensaba que sería un juego orientado más al multijugador cooperativo y la supervivencia, mientras que lo que me he encontrado es una campaña singleplayer con toques, ligeramente casuales, de supervivencia y que admite cooperativo para que sea más amena. Y una cosa os digo, casi me ha gustado más lo que me he encontrado, que lo que me esperaba, ya que encaja bastante mejor con mi forma de jugar.

Welcome to ParadiZe nos coloca, precisamente, en nuestra llegada a ParadiZe para descubrir que aquello no es más un lugar en ruinas, lleno de zombis agresivos y que quienes sobreviven, lo está haciendo malamente con lo que pueden. Poquito más adelante, descubriremos que la humanidad ahora está en un complejo en la Luna, cambiando así nuestro objetivo principal a construir un cohete y llegar allí. Claro, que no va a ser una tarea fácil debido a que en ParadiZe ya no queda prácticamente nada, excepto restos de la corporación de Allan Tusk (parodia de Elon Musk) y gente que… bueno… no parece estar muy bien de la cabeza.

Welcome to Paradize review
Aquí la entrada a ParadiZe

El juego, además, nos presenta todo esto en un tono bastante desenfadado y paródico de manera constante. Eso sí, hay que reconocer que aunque sea algo con lo que quizá, en algún momento, echar una carcajada, tampoco es una historia muy elaborada ni que realmente enganche demasiado, más allá de un par de puntos claves. De hecho, el 90% de los NPCs que encontramos son bastante sosos y parodia del mítico estereotipo de «paleto sureño americano», con pésima interpretación. Aunque tampoco creo que es con lo que el juego propone engancharte, y eso que realmente cuenta con una campaña bastante extensa que te puede rondar las 20 horas de juego si te entretienes más de la cuenta. Con lo que sí lo hace es con su apartado jugable, al menos a mí.

Un juego sin complicaciones

Welcome to ParadiZe es un juego que prácticamente no quiere complicarse por ninguna de sus partes, ni por la de survival, ni por el combate, ni por la historia. Está hecho para disfrutar aniquilando zombis, probar armamento y seguir limpiando ParadiZe de todo rastro de ellos. Sin ir más lejos, dentro de su parte survival no encontramos ni hambre, ni sed y las armas no se rompen, enfocándose más en el hecho de aguantar las oleadas de zombis y los peligros humanos que iremos descubriendo.

Welcome to Paradize review
Ojo al quitar esa chapa…

Los recursos, por su parte, también es algo que suele sobrar, o al menos yo no he tenido ningún problema con ellos. Es cierto que hay algunos que son algo más difíciles de adquirir, pero de estos necesitamos pocos, porque una vez hecha las armas, están ahí para siempre. De hecho, el equipo de los zombots, los zombis que nos acompañan, está siempre disponible desde su propio menú una vez desbloqueado, y ni siquiera gastan munición… Más adelante hablaré de esto.

El combate, por su parte, nuestro único problema será gestionar la resistencia y los puntos débiles de los zombis que nos encontraremos, ya que si algo tiene este juego, son zombis. Según el tipo de zombi deberemos gestionar nuestros ataques, alternando entre cuerpo a cuerpo o distancia, aunque siempre hay truquitos extras para aniquilar todo con la misma arma. Por suerte, el juego acaba ofreciendo una variedad bastante amplia de armas de fuego y cuerpo a cuerpo, aunque algunas armas en específico están bastante por encima en potencia del resto, y son mucho más útiles. Estas las iremos desbloqueando y creando en nuestro campamento, aparte de encontrar algunos planos especiales en los combates contra jefes, los cuales se pueden repetir cuando quieras para farmear cositas, y por suerte ofrecen una experiencia bastante interesante en compración a los enemigos normales.

Además, nuestro personaje subirá de nivel, necesario para utilizar armas más poderosas, pero también para distribuir puntos de habilidad entre las 3 ramas disponibles: zombots, combate y supervivencia. Lo bueno es que puedes resetearlo en cualquier momento y distribuir de nuevo esos puntos, en caso de que quieras probar otras estrategias. En mi caso, comencé con los zombots, probé el cuerpo a cuerpo y acabé enfocándome 100% en las armas a distancia.

Welcome to Paradize review
Ojito con esas…¿ardillas?

La parte más divertida del juego, de hecho, considero que es el combate, y por la que he estado gran parte del juego enganchado. Aunque es cierto, y no puedo negar, que el juego tiene sus problemas, ya que al ser demasiado sencillo en casi todos sus aspectos, y no profundizar en nada, cae rápidamente en un bucle de solo matar zombis y completar misiones, dejando de lado prácticamente otros apartados como el refugio, y casualmente, los zombots.

Los zombots acaban siendo poco explotados

Ahora, vamos por partes para poder entender lo que quiero decir con que, precisamente, 2 de sus puntos, que deberían ser su fuerte, son en los que menos tiempo acabaremos invirtiendo, comenzando por los zombots.

Al poco de comenzar el juego, descubriremos como hacernos con nuestros propios zombots, zombis que nos acompañaran en nuestra aventura para ayudarnos. Durante gran parte del juego, solo tenemos 1 disponible, y no creáis que esto aumenta mucho, porque la otra gran parte son solo 2. Esto se puede mejorar mediante el árbol de habilidades, pero los otros zombots que consiguen nuestros zombots son mucho más simples. Cada uno de los zombots se puede configurar mediante una serie de parámetros para establecer su comportamiento, y puede dar la sensación viendo esto de que es superprofundo, pero acabaremos usando la misma configuración siempre porque no es necesario cambiarla, más allá de los zombots del refugio.

Welcome to Paradize review

Llevar o no zombots como compañeros se nota, porque puedes darles órdenes de ataque a distancia, pueden emplear armas y tienen equipamiento con funciones especiales, el cual incluso será obligatorio usar. Son capaces de ayudarte en combate y matar a otros, incluso de sacrificarse por tu bien, pero con los puntos de habilidad en combate, es algo que también haces tú solo.

Y el refugio casi se puede olvidar

Luego tenemos nuestro refugio, el cual podemos establecer donde queramos en mitad del bosque, y será el lugar en el que haremos nuestra base de lanzamiento para el cohete. La única misión del campamento es esta, y la de servir de punto clave para hacer algunos enfrentamientos de historia. Lo más complejo de esto puede llegar a ser gestionar el tema energético, ya que no podemos poner todas las trampas y muros que queramos, puesto que consumen energía. Nuestra meta aquí es crear unas buenas defensas con las trampas que vamos desbloqueando, las cuales creo que son realmente poquitas, y que cuando toque enfrentar dicho jefe, aguantar.

También tenemos la posibilidad de alertar manualmente a la horda de zombis, de manera que los matamos por adelantado y no vienen por su cuenta mientras estamos por ahí. Podemos conseguir recursos extras haciendo esto, e incluso ganar algún plano extra, pero poco más.

Ahora bien, si hablamos de la automatización para mantener las cosas, también se limita bastante, tanto por la energía como por lo que realmente puedes conseguir. El mapa está interconectado mediante un sistema de tubos gigantes por los que se transporta la gente y los recursos, actuando también de puntos de viaje rápido, un poco de meme, y también para conectar nuestros postes de control y controlar zombis.

Welcome to Paradize review

Cada poste que colocamos se conecta a esta red de tuberías, y nuestros zombis pueden mandar recursos al campamento directamente, estos, además, se crean automáticamente al indicar en el poste la cantidad que queremos de ellos. La cosa es que realmente, fuera del campamento, tenemos pocas opciones para instalarlos, solo para recoger madera, porque el agua la puedes recoger en tu propio campamento si la tienes cerca, y un par de recursos más necesarios de manera obligatoria. Quizá, lo más útil sería para los puntos de caza, consiguiendo así comida y recursos de los animales, el resto de cosas es algo que puedes hacer a mano en apenas un momentito, y más si te montas en tu zombi a modo de vehículo… Y ojo, porque la comida sirve para crear platos que nos dan diferentes bonificaciones.

La otra función que pueden cumplir los zombots mediante estos postes, es la de ser unidades de defensa del campamento. Equípales el arma y equipo que te parezca mejor, dale instrucciones de patrullar y usar las armas, y ya está, aprovéchate de estos pobres seres como carne de cañón contra sus semejantes. Algo que me gustaría recalcar, es que las armas a distancia, en ocasiones, las usan cuerpo a cuerpo, siendo poco eficaces cuando deberían. Sin embargo, una vez más, los límites de energía nos harán plantearnos cuantos zombis sacar a pelear y con qué armas, de igual manera que nos hará plantearnos las trampas a colocar en nuestro refugio.

Explorando el mundo de Welcome to ParadiZe

Por otro lado, algo que sí me ha gustado y considero bien ejecutado es la exploración del mundo. Al principio, piensas que solo vas a ver bosque y tu vida será ahí, pero ParadiZe tiene más biomas que explorar, separados por nivel y con diferentes recursos. Esto también se aprovecha para ampliar la historia e incluso hacer del mundo algo más interesante, especialmente en los últimos capítulos. La vista 2.5D le sienta muy bien, y también confieso que, la verdad, el juego luce increible (las capturas no hacen justicia). Algunas de las zonas que puedo decir asi a primeras, que me han parecido más destacable son muchas de las finales, como el volcan, los almacenes y los interiores más pequeños como el centro comercial.

Welcome to Paradize 20240228182940
Welcome to Paradize_20240228182940

Esto se ve todavía mejor gracias al ciclo día y noche (no necesitamos dormir tampoco), mediante el cual, además de haber más zombis agresivos de noche, también vemos un sistema de iluminación que funciona bastante bien. Además, cuenta con un detalle bastante curioso, y es que nuestra linterna además atontará un poco a los zombis, ya que parecen ser sensibles a la luz cuando es de noche.

Como extra de recompensa por explorar, tenemos los campamentos enemigos, donde conseguiremos algunas piezas de equipamiento, veremos puntos de interes y accederemos a más puntos de recursos que se marcan en el mapa. También algunos pequeños coleccionables que forman parte de misiones secundarias que iremos completando poco a poco.

La experiencia cooperativa

Para ir terminando, voy a comentar rápidamente la experiencia cooperativa de Welcome to ParadiZe, al menos la que he tenido en línea. Lo primero, que podemos tener varios personajes y campamentos online/offline, de manera que podemos tener nuestra partida independientemente de la de nuestros amigos. La conexión realizada entre usuarios es bastante rápida y funciona, por lo que en unos segundos estaremos con nuestros amigos.

¿La experiencia de juego? La misma, solo que al tener a nuestros amigos iremos completando más rápido las misiones, y las defensas del campamento se realizan mucho más sencillas. Sinceramente, creo que son las únicas partes algo más difíciles, y en las que contar con ayuda no viene nada mal. La mayor virtud de este modo de juego es simplemente disfrutar de la matanza con amigos, pero tampoco es que tengamos un cambio en el juego como tal. Eso sí, siempre veré con buenos ojos todos los juegos que añadan este tipo de posibilidades, y en la vida creo que lo veré como negativo, cambie o no la experiencia de juego.

Welcome to Paradize review

Además, los campamentos están abiertos en línea, asi que puedes unirte a partidas aleatorias de otros jugadores para ayudarles, asi que es simplemente genial.

Un juego sin muchos fallos

Ahora bien, la experiencia de juego de Welcome to ParadiZe se ha visto complementada muy bien por un apartado técnico que, generalmente, cumple con lo que debería. Un juego con fotogramas estables, que en rara ocasión bajará, excepto por momentos lógicos en los que ocurren muchas cosas de golpe o tenemos exceso de enemigos en pantalla. Por ejemplo, en los almacenes, que se llena de ratas zombi y acabamos teniendo un rendimiento por debajo de lo que debería. Lo único que sí me ha molestado en este sentido, ha sido el tedioso tearing que he sufrido de manera bastante regular, algo que espero solucionen rápidamente.

No he tenido o vistos tampoco fallos, más allá de algun que otro problema con la interfaz del almacen del campamento al ir cambiando de pestaña. Por supuesto, eso no quita que hay cosas algo mejorables, sin ir más lejos, en la construcción. No es algo excesivamente preocupante, pero creo que el juego debería contar con una rejilla o área que marque las zonas en las que sí puedes construir y las que no, porque hay veces que no llegas a entender el por qué no puedes colocar un edificio, y personalmente, me ha desesperado un poco.

Para rematar un poco todo, en los momentos de tensión contamos con unos temas que aunque se repitan a lo largo del juego, la verdad crean bastante tensión en estos momentos.

Welcome to Paradize review

Conclusiones de la review de Welcome to ParadiZe

Welcome to ParadiZe es uno de esos juegos que no llega a ser malo, pero tampoco es que sea destacable. Es simplemente una propuesta sencilla y divertida, simplificando bastante la supervivencia y gestion, con la que echarnos unas cuantas horas, bastantes de hecho, matando zombis, ya que el combate es divertido y funcional. Es cierto que para aquellos que busquen algo más profundo y con más gestión, posiblemente se decepcionen un poco, ya que al final todo se queda en un «poquito de». La historia podría ser mejorable, ya que al final se queda un poco simplemente en parodia, pero realmente solo sirve de excusa para realizar más matanza, aunque más que la historia, diría que el problema son los NPCs como tal. Al final han cogido parte de la base que tenian con How to Survive y le han metido esta campaña por encima, creando una experiencia algo más casual y accesible. Eso no quita que, personalmente, me lo he pasado bastante bien y he disfrutado cada zombi muerto, por lo que al final la experiencia con este juego dependerá de lo que busque cada uno, y espero haber dejado bastante claro que es lo que uno puede esperar. Casi que solo queda esperar para ver el próximo juego del estudio, Dragonkin: The Banished, al que le tengo bastante más ganas.

Nota: 7/10

*Este análisis ha sido realizado con una copia digital proporcionada por Nacon.

Foto del avatar

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *