20 de mayo de 2024
Robobeat review

Review ROBOBEAT – PC

ROBOBEAT – La música, mi motivación

El género de los shooter rítmicos parece cada vez tener más adeptos, yo entre ellos, y es que hay propuestas muy interesantes en el mercado. ROBOBEAT pertenece precisamente a este género, solo que añade elementos roguelite y una misteriosa historia de fondo. Si dentro de vuestros juegos más divertidos tenéis BMP: Bullets per Minute o Metal Hellsinger, este también va a pasar a vuestra colección. Algo muy interesante, aparte del su género, es que nos permite añadir nuestras propias canciones al juego de una manera MUY SENCILLA y disfrutarlo a nuestro ritmo. No me voy a complicar mucho más, porque es casi mejor disfrutarlo, así que allá vamos con la review de ROBOBEAT.

Una historia «sencilla»

Generalmente, estos juegos centrados en rejugabilidad, puro entretenimiento, y repetir el bucle para ir mejorando, bien seas tú como jugador, o mediante nuevos desbloqueos, no suelen contar con una gran historia de fondo. ROBOBEAT no iba a ser la excepción, aunque sí me ha parecido más que curioso lo poco que nos cuenta, bueno, más bien, intenta contar.

En ROBOBEAT tomamos el papel de ACE, un cazarrecompensas cuyo objetivo es matar a Frazzer, un extraño presentador robótico. Al menos así es como básicamente nos presentan el juego y así es como se desarrolla. Tú eres un robot que se arma hasta las cejas y no dejas enemigo con cabeza, aunque eso sí, al ritmo de la música. Por suerte o por desgracia, tienes unos cuantos archivos y unos cuantos flashbacks, que sin hacer spoilers, tratan del pasado del protagonista. Tiene ese punto de misterio que incita a ver que más hay, aunque sinceramente, lo que más me ha dejado pillado es encontrar los diferentes secretos que hay mediante las pistas. Spoiler: voy por el 7 y no me sale la sala que necesito, qué graciosos los roguelites procedurales.

Robobeat review

Eso sí, poquito más que esto, pero que, como digo, creo que nadie va a jugar a ROBOBEAT esperando una increíble historia, si no más bien una dura ración de beats en formato casete.

Una jugabilidad frenética y completa

Vamos a pasar directamente al apartado jugable de ROBOBEAT. Como todo buen roguelite, tenemos un punto de partida antes de comenzar a jugar, y aquí nos ofrecen un pequeño armamento inicial que irá creciendo a medida que avancemos y desbloqueemos nuevos objetos, que luego os comento como se hace. Pero la cosa aquí es sencilla, comienzas, arrancas tu cinta de casete favorita, pillas el equipamiento que te ofrece el juego y te vas por una de las 4 diferentes áreas del juego, las cuales van escalando en dificultad.

La jugabilidad es bastante más sencilla de lo que puede parecer, pero es muy entretenida y adictiva. Según el casete que hayamos escogido y sus BPM, el juego será más rápido o más lento, ya que todo irá en sintonía para no ser injusto, esto también se puede aplicar al concepto de dificultad del título. Nuestros disparos y uso de equipamiento necesitarán seguir el ritmo del beat, si fallas no serán tan eficaces, mientras que las acciones de movimiento serán de uso libre. Podría decirse que es simple de entender, pero digamos que una vez en la práctica no lo es tanto, y necesitarás entrenar antes de convertirte en un auténtico cazarrecompensas.

Robobeat review

ROBOBEAT no es simplemente disparar y aniquilar, es un juego que busca que te marques un buen baile al ritmo de la música, y por eso utiliza lo que el juego llama trucos y combos, además de piruetas de movilidad como son los ya conocidos dobles saltos, deslizamientos por pared, acelerón, deslizamiento o tirar a los enemigos por los aires. Si habéis jugado a Ultrakill o a REAVER, su movilidad es relativamente similar. Los trucos y combos son básicamente los desvíos/paradas contra los proyectiles y las sobrecargas de armas con el botón R. Aunque eso sí, hay armas que tienen una serie de combinaciones que permiten hacer alguna que otra habilidad especial.

Entonces, ¿Por qué es frenética? Bueno, aparte de que la movilidad de ACE es bastante buena y es rápido, tenemos a nuestra disposición 2 armas (clic izquierdo y derecho), junto a 2 herramientas, que pueden ser ofensivas, o defensivas. En total es como llevar 4 armas, porque todas las tienes que usar tú, aquí la pasividad no existe por ninguna parte, bueno realmente sí, pero no tiene que ver con las armas. Así que, con esto, vamos a hablar de… progresión, enemigos y mazmorra.

Robobeat review

Desbloqueando arsenal y música para enfrentarte a todo

ROBOBEAT usa un sistema de desbloqueos, que, por situarlo en algo parecido, se parece al de Dead Cells. Primero necesitamos encontrar los planos jugando, algunos caen de enemigos, otros están ocultos, y llegar hasta una mesa de trabajo, que, dentro de las mazmorras, solo se encuentra antes del jefe. Una vez allí, hay que usar los «blips», el recurso principal para desbloquear nuevo contenido, y que suele caer de enemigos, salas con dicho modificador o encontrándolo en algún secretillo. Bien sea que desbloqueas un nuevo tipo de sala para añadirla al circuito, una nueva arma o equipamiento, toca pasar por el banco de trabajo. Una vez hecho, podrás encontrarte lo desbloqueado en tu siguiente intento.

La música, por su parte, mucha, la encontraremos por nuestro camino, avanzando en cuanto a historia por los niveles, y bastante visible. Aunque prestar atención nunca está de más, ya que ROBOBEAT tiene algún que otro puzle y zona secreta para la que necesitamos mirar bien a nuestro alrededor, y por ahí encontraremos también algún que otro casete. De hecho, hay incluso colaboraciones con otros videojuegos como BPM: Bullets per Minute o DUSK que os animo a encontrar.

Robobeat review

Mi único problema con este sistema de desbloqueos, es que para cuando quieres probar todas las armas, depende un poco de tu suerte, primero, que te caiga el plano, y después de que seas capaz de llegar a un banco de trabajo, lo cual en máxima dificultad es muy tedioso. Al final puedes tardar más de lo que crees en desbloquear todo, de hecho, a mí todavía me quedan un par de cositas, así que tendré que insistir.

Otra cosa muy interesante a tener en cuenta, es que las armas y herramientas cuentan con estadísticas pasivas extras, por lo que 2 revólveres pueden no ser iguales. Hay que estar muy atento para jugar con esto en mente, ya que en ocasiones hay pasivas que se complementan con las armas, sumándoles daño extra que puede ser muy necesario. Sobre la variedad de armas, como digo, me quedan un par por desbloquear, pero las que he podido probar que no son pocas, me parece que presentan algunos problemas. La variedad está, el problema que le veo es que a la hora de la verdad, buscas unas armas en específico porque son las que son efectivas, mientras que otras quedan muy situacionales o simplemente no merecen la pena. Ejemplo de ellos son los cuchillos arrojadizos, el shuriken gigante, la pistola que rebota y alguna que otra más que no he encontrado muy útiles en general. Lo mismo pasa con las herramientas, al final escoges siempre las mismas porque son las que mejor funcionan, es como si hubiese un META en el juego desde el primer momento.

Robobeat review

Diferentes salas, desafíos y enemigos

Para ir cerrando los apartados generales de la review de ROBOBEAT, creo que solo me queda hablar sobre lo que vienen siendo los niveles y sus enemigos. Cada sala de juego tiene varias rondas de enemigos, hasta un máximo de 3 en el área final. Una vez derrotados, tocará ver las salidas y el icono que hay en sus puertas, sabiendo así hacia donde vamos. La variedad de las salas dependerá principalmente de lo que tengamos desbloqueado, pero pueden ser de enemigos + dinero/Blips/salud, sala de desafío de parkour o puntería, sala de regalito de equipamiento, sala de chips de mejora (bonificaciones pasivas muy interesantes y necesarias), sala de tienda y sala de jefe. No sé si ahora mismo me he dejado alguna, podría ser, pero lo bueno en resumen es que son bastantes y aportan la variedad suficiente para este título.

Dependerá del jugador decidir su ruta y por qué puertas se mete, porque hay salas con 1 salida y otras con 3 por las que optar, así que mucha suerte con tu camino e intentar llegar con vida al final de tu partida. Porque oye, fácil tampoco te lo ponen. Las dos primeras áreas del juego son bastante asequibles, incluso para aquellos que no tengan demasiada puntería, pero a partir del tercero, ya va cambiando. La principal dificultad la van añadiendo los enemigos, que con cada área, se expanden en cantidad y variedad, con muchos más agresivos y peligrosos.

Robobeat review

De hecho, hablando de cosas peligrosas, habría que mencionar a los jefes de ROBOBEAT, y es que aparte de ser una esponja de balas, pueden suponer un buen desafío, especialmente los últimos jefes. Los dos primeros se les pilla bien rápido, pero los últimos, especialmente el final de todo, hace falta que hayas perfeccionado prácticamente todas las mecánicas de juego. No es nada fácil y os va a arruinar la vida, pero si lo necesitáis, podéis disfrutar del juego sin la necesidad de seguir el ritmo, no bloqueando ningún tipo de progreso.

¿Bugs? Coge mi gancho colega

Mirad, he estado disfrutando de ROBOBEAT de una manera bastante buena, partiendo de que rinde de una manera excelente, +100 FPS en mi GTX 1060 6GB con mi Ryzen 1600X, lo cual supongo que al final hace que el juego pueda correr en tostadoras. De hecho, como recomendado, que no mínimo, te piden una GTX 1050/R9 270X, así que si esto os preocupaba, no lo hagáis.

Robobeat review

A nivel de fallos, tampoco he tenido nada preocupante, excepto uno: el gancho. Al adquirir esta herramienta y asignarla incluso en el botón lateral del ratón, esta se activa de manera automática al recargar, y se vuelve incómodo por más de un momento, porque te arrastra para delante. Basta con no recoger esta herramienta, pero oye, me parece gracioso que esté todo pulido y esto esté ahí.

Gráficamente, no sé muy bien como describirlo, hay cosas que se escapan de mí, y creo que esto tiene un nombre. La cosa es que el juego tiene como muchas cosas en arte pixel art, y otras en HD, mezclado con modelos en 3D semilowpoly. A ver, creo que lo mejor es que lo veáis vosotros, como ya habréis hecho durante la review, pero me cuesta explicarlo, ya sabéis que hay cosas como estas que a mi se me escapan un poquito.

A tu ritmo

Y bueno, la banda sonora… La pones tú. Los temas por defecto del juego la verdad es que son bastante buenos, variados y generalmente de altos BPM para jugar con un ritmazo rápido tremendo, siendo 90 BPM lo más bajo que he visto. Aunque si la música del juego no es de tu gusto, este te ofrece una preciosa y sencilla manera de añadir la música que tu quieras, con opción de autoajuste y no complicarte. Todos sabemos que vamos a meter bandas sonoras buenísimas como las de Doom, pero también que probaremos a hacer algún que otro meme. Si os sirve de consuelo, se guarda todo de manera local, por lo que no hace falta que os comáis la cabeza con temas de copyright.

Conclusiones review de ROBOBEAT

ROBOBEAT coge una fórmula de la cual, tenemos muy pocos títulos todavía, y aporta algo que a muchos nos gusta: música. Así, sin más, es la baza más grande de este título. A nivel de gameplay, es cierto que tampoco trae grandes novedades al género, pues si eres un loco como yo de los FPS del estilo, has visto prácticamente todos los movimientos que se pueden hacer, siendo quizás lo más destacable los combos/habilidades de arma. Eso no quita que sea muy divertido de jugar y te acabe enganchando fácilmente, por lo que igualmente tiene su mérito y eso no se lo quita nadie. Como roguelite, tiene un poco lo justo y necesario para que tenga variedad en lo que terminamos su historia, que para entonces, solo nos quedarán un par de objetos por desbloquear. En términos generales, es una genial experiencia a probar si te gustan los juegos de ritmo, locos y frenéticos, donde vas a mover el ratón más de lo que te gustaría. Y recordad, puedes añadirle tus propias canciones al juego.

Nota: 8/10

*Este análisis ha sido realizado con una clave otorgada por Kwalee.

Foto del avatar

Blansi

Administrador web. No me complico, me gusta jugar, pero especialmente juegos que emulen aquella fantástica época de finales de los 90s y principios de los 2000.

Ver todas las entradas de Blansi →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *